Debates contextualizados: Isabel la Católica, Luis Lopez de Mesa y “hacer la judía”

Recientemente, una personita que quiero mucho tuvo una discusión en su colegio, una discusión sobre historia y religión. Desde su visión particular, ella le opinó a su maestra sobre temas que tienen que ver con la narrativa del Descubrimiento de América. Ella tiene apenas seis años.


Esta anécdota me hizo acordar cuando también, a los ocho años, tuve una discusión similar con la profesora de Historia del Colombo Hebreo al comentar que “la reina Isabel empeñó sus joyas para financiar el proyecto de Colón”. A mi tierna edad de ocho, ya tenía el conocimiento y la jutzpá suficiente para debatirle que, en realidad, lo que había pasado es que los Reyes Católicos habían saqueado a la población judía de España, la habían desterrado y humillado después de tantos siglos en la península, muy a pesar de haberle aportado tanto a Sefarad. Esas joyas no las empeñó la reina, sino que nos las robó.

En un ambiente de educación judía, a la hora de enseñar historia patria, se contextualicen esas narrativas dentro de la visión judía de nuestra historia

En otra ocasión, antes de graduarme, el profesor de Filosofía me encargó un artículo para el periódico del colegio sobre un tal Luis Lopez de Mesa de quien, hasta ese momento, jamás había oído nombrar. En aquella época pretérita sin Google o Wikipedia, conseguirse tamaña información no era fácil, pero de alguna manera la conseguí. Cuando desprevenido le mostré a mi papá la última edición del pasquín escolar fue que vine a enterarme de lo siniestro del personaje y de su indirecta responsabilidad en la muerte de mis bisabuelos y de la de tantos otros familiares de varios comunitarios.


Hace tiempo que no leo un libro de historia escolar y desconozco el pensum académico. Apuesto a que la versión oficial sigue enseñando las virtudes de sus majestades Isabel y Fernando, y que para quienes alcancen a leer sobre Lopez de Mesa, la historia lo seguirá presentando como un prohombre de la patria, un gran filósofo, filólogo, humanista, literato y estadista, como le gustaba a él presentarse.


Ajeno a lo que dicte ese pensum, considero prudente que, en un ambiente de educación judía, a la hora de enseñar historia patria, se contextualicen esas narrativas dentro de la visión judía de nuestra historia. No debemos dejar pasar callados lo que ciertos capítulos amargos de la historia nos han representado y los cuales, para ese gran mundo exterior, sí pasan inadvertidos, vulnerando así nuestro derecho a la verdad. Al menos, en la intimidad de en nuestro microcosmos, debemos confrontarlos. Algo así como debatirle ya mayorcitos al cliente o proveedor cuando desapercibidamente y sin deseo de ofender, nos comenta que alguien “le hizo la judía”. Seis años es una magnífica edad para comenzar a debatir.


#LopezdeMesa #Isabellacatolica #hacerlajudia #educación #ColomboHebreo


La “Mancha de Sangre” en María, de Jorge Isaacs
Paz con los árabes, cuando Occidente nos deje en paz
Una familia ejemplar que nunca se rindió. Tribulaciones de 4 (o 5) procesos de conversión
La religión y el fino arte de actuar en nombre de Dios
Y a mi también me tocó reinventarme
Un ortodoxo, una conservadora y una reformista se reúnen para oficiar un shabat en conjunto y…
Marranos en Colombia
Venció el ultimatum sancionatorio y pecuniario del DANE
Mis titulares "favoritos" de la semana. Crisis de valores
La “esencia” del judaísmo. Comentarios a "Mandamientos 2.0.1"
Hágame un favor... No me haga favores
Diez Mandamientos 2.0.1

Artículos por categoría

Artículos por fecha

 

Comentarios

Últimas publicaciones

Radanita (en hebreo, Radhani, רדהני) es el nombre dado a los viajeros y mercaderes judíos que dominaron el comercio entre cristianos y musulmanes entre los siglos VII al XI. La red comercial cubría la mayor parte de Europa, África del Norte, Cercano Oriente, Asia Central, parte de la India y de China. Trascendiendo en el tiempo y el espacio, los radanitas sirvieron de puente cultural entre mundos en conflicto donde pudieron moverse con facilidad, pero fueron criticados por muchos.

Todos los derechos reservados @valijadeapocrifos.com