Entrevista con el Dr. Ariel Gelblung, director del Centro Simon Wiesenthal para América Latina


Por David A. Rosenthal






David A. Rosenthal: ¿Por qué existe el antisemitismo y que tendencia tiene en el mundo?

Ariel Gelblung: Algunos sostiene que mientras exista un judío habrá antisemitismo, pero yo te diría que existen lugares del mundo sin judíos, donde existe antisemitismo. El caso típico de España, que tuvo 400 años de historia sin judíos, peor se han mantenido antisemitas hasta ahora. Además, el antisemitismo es un tipo de odio, y el odio es irracional. Sobre las tendencias, hay tres tipos: el antisemitismo clásico; el antisemitismo que se disfraza de anti sionismo y el antisemitismo que proviene del radicalismo islámico. Del primero, el gran ejemplo es la inquisición y el holocausto. Del segundo, lo sucedido en chile con el alcalde Daniel Jadue que ataca a los ciudadanos judíos chilenos por ser agentes extranjeros. Del ultimo, los atentados perpetrados en la Argentina y en Panamá en la década del 90. Y en la actualidad los que puedan seguir sosteniéndose con referencia a la alianza de Venezuela con Irán y con Hizbolá.


La pandemia ha ayudado al crecimiento de antisemitismo por parte de teorías conspirativas, pero la situación en Latinoamérica no se acerca ni por asomo a la situación que vive Europa y América del Norte. Estados Unidos y Canadá, durante la pandemia han visto profanaciones en sitios de culto, ataques incendiarios y hasta ataques físicos a personas, cosa que era inconcebible hace algunos años en la famosa tierra de la libertad. En Europa es algo del día a día, como cuando el tribunal de la Unión Europea aprueba una disposición de la Bélgica flamenca que prohíbe la Shejitá –matanza ritual– para tener carne Kosher, lo que es absolutamente discriminatorio, que incluso podría haber estado tranquilamente dentro del de “las leyes de Nuremberg”.


David A. Rosenthal: ¿Qué peligro tiene la comunidad judía latinoamericana frente al enclave terrorista en Venezuela?

Ariel Gelblung: Irán entendió que a través de Venezuela podrían ejecutar sus operaciones. Aunque su otrora enclave era en la triple frontera (Argentina-Brasil-Paraguay) donde había una vieja comunidad libanesa que empezó a crecer y desarrolla muchas actividades de dudosa legalidad en Paraguay y reside en Brasil, así que en esta frontera tan permeable se generó todo el apoyo necesario para los atentados de la década del 90. Desde la existencia de una alianza entre el chavismo e Irán, el epicentro ya no es la triple frontera, sino se ha trasladado a Caracas. Ahora no tienen que esconderse y sus negocios de dudosa legalidad están a la luz del día. Tanto así que hay cadenas de mercado iraníes, influencia iraní en la explotación del petróleo venezolana y situaciones como la que denunciamos años atrás, en donde el entonces vicepresidente Tareck El Aissami entregó alrededor de 150 pasaportes venezolanos (cuando Venezuela era parte de Mercosur) a agentes de Hizbolá y esos agentes se han transportado a lo largo de América Latina sin ningún tipo de restricciones. Ahora bien, para dar un ejemplo de actualidad, la usina ideológica de donde salió la teoría que sostenía que Israel y los judíos son el virus: Covid1948 fue generada desde el centro de intercambio cultural islámico iraní-latinoamericano con sede en Caracas.


David A. Rosenthal: ¿La impunidad frente al caso de la AMIA y de la embajada de Israel en Argentina, se puede entender cómo antisemitismo?

Ariel Gelblung: Algunas cosas si y otras no. Tiene una alta cuota de antisemitismo. Como abogado con más de 30 años de profesión, creo que la ineptitud de la justicia argentina y en general de la justicia de América Latina, es una variable de peso. Asimismo, cuando sucedió el atentado de la AMIA en 1994, el juez encargado sostenía que iba a llevar la mejor tarea posible pero que nadie estaba preparado para afrontar la investigación de un atentado terrorista internacional. Hace tres años en un congreso en Israel tuve la oportunidad de compartir con un canciller mejicano y le pregunté: ¿cómo está preparado Méjico si eventualmente le sucediese un atentado terrorista? Y toda su respuesta fue levantar el mantel y ver que la mesa era de madera para darle un golpe y decir que estas cosas en Méjico no pasan. Entonces, estaba esperando que no sucediera, pero prepararse no lo estaba haciendo y creo que así es en todo el subcontinente.


Con respecto a Argentina, va a cumplirse 29 años de un atentado y 27 de otro, y seguimos con la misma no preparación. Así que pudo haber una enorme cuota de antisemitismo en aquellos que ayudaron a encubrirlo, a veces en organismos estatales o para estatales. Que por ejemplo hicieron que se perdieran medios de prueba o que no se hizo lo suficiente para aclarar cómo se hizo el atentado. Pero creo que desde lo judicial lo que hay es una enorme ineptitud que tiene que ver somos subdesarrollados y es duro, pero estas situaciones son las que lo han demostrado. En cambio, en Francia se juzgó y condenó en diciembre a los autores del atentado de 2015 a Charlie Hebdo y al Hyper Casher, en algunos casos en ausencia.


David A. Rosenthal: ¿Por qué el centro Simon Wiesenthal lucha contra todo tipo de discriminación?

Ariel Gelblung: Es el mandato que Wiesenthal nos dejó; ya que, él no quería que fuéramos solo un memorial de la Shoah, pues creía que debíamos ser esa institución que en la década del 30 no existió para frenar el ascenso del nazismo y nuestro accionar es frente a cualquier forma de racismo, xenofobia, discriminación, por supuesto antisemitismo y en la actualidad las manifestaciones de terrorismo que existen en el mundo contemporáneo. Con respecto a esto, Wiesenthal decía: “lo que empieza con los judíos nunca termina con los judíos”, del