top of page

Israel: De la Reforma Judicial a la Revolución




Por David A. Rosenthal

Benjamin Netanyahu, es en definitiva el hombre fuerte de Israel, con una experiencia como la de ningún otro político en este país, se convirtió de nuevo en primer ministro de la nación judía. Como todos los personajes políticos de su talante, tanto históricos como modernos y contemporáneos, acarrea consigo grandes forcejeos y riñas políticas con otros políticos, facciones, grupos de interés, gremios y hasta exaliados políticos y seguidores. La Reforma Judicial que su coalición de gobierno ha propuesto para como su nombre lo dice reformar las figuras jurídicas y legales, como también legislativas, ha puesto casi que en jaque a su gobierno. Sus opositores hablan, o más bien gritan; en las calles y por doquier, inclusive de una forma tan agresiva que está consiguiendo tener más que el gobierno históricamente con mayorías de la derecha en la historia del moderno Israel que apenas cumplió 75 años como Estado, un nivel de polarización nunca antes visto en la sociedad israelí.


el sistema judicial de Israel es el único que tiene tanto poder en el mundo occidental, un poder considerado por muchos hasta inconstitucional y arbitrario, que se presta para la injusticia y contubernio.

Los opositores y detractores de Netanyahu se han lanzado a las calles, principalmente de Tel Aviv, que hace de ¨ciudad liberal¨, contraria a la capital Jerusalem, que es no solo el centro político del Gobierno y del Estado, sino que también es el nicho del gobierno actual, que ganó en coalición legal, legitima y democráticamente con el apoyo de los sectores más religiosos de la vida judía israelí. Políticos como Itamar Ben Gvir y Bezalel Smotrich, dan o dieron bastante que hablar, sin embargo, no hay un gobierno radical, al ser Netanyahu, si bien de derecha, un político bastante sensato, así la prensa en su mayoría y toda la oposición junto a los detractores del primer ministro lo quieran ocultar y negar.


Israel además es la única democracia en el Cercano Oriente u Oriente Medio. Con sus apenas pueriles 75 años, es un ejemplo no solo para la zona sino para todo el mundo occidental y es un aliado innegable de los Estados Unidos y la Unión Europea, entre otros. Asimismo, en el momento histórico en el cual nos encontramos, el gobierno y el Estado de Israel en especial tiene un protagonismo creciente, que se expande gracias a sus buenas políticas, pero, sobre todo; a la gran producción en materia científica, tecnológica, y económica. Israel demostró al mundo, prácticamente solo y aislado, a pesar de los apoyos que han existido por parte de otras naciones y de grupos e individuos particulares, que podía existir, y propiamente subsistir y sobrevivir. Contra la constante amenaza del Mundo Árabe, y también de la Comunidad Internacional, en ciertos casos, Israel se ha mantenido, y desde su creación como Estado declarado, con una democracia bastante sólida, respetable y que se mantiene funcionando hasta nuestros días.


Los opositores, casi que subversivos, más bien, proclaman de ¨antidemocrático¨ al actual gobierno, sin embargo, las manifestaciones, los paros y demás protestas civiles y hasta de miembros del ejército y de entidades públicas, están afectando o a la real democracia.

La Reforma Judicial que propone el gobierno israelí, no es nueva. En Israel se lleva discutiendo este el tema hace años, y es que, el Poder Judicial, tiene un peso que está por encima del Legislativo incluso, y además, que tiene un claro tinte de izquierda. Un tinte de izquierda que no es nada raro en este país, pues, en un principio casi que toda la ideología y la política israelí estaba basada en el modelo socialista, y tiene todo el sentido, ya que los primeros migrantes que llegaron de Rusia y de lo que conformó otrora a la URSS. El modelo de los Kibutz es el más grande ejemplo, pero no el único, pues casi todas las instituciones tenían una fuerte y evidente herencia de los hasta entonces no vestigios de esa tendencia e ideología, que ya ha desaparecido y deberá desaparecer del todo, por su ineficacia y su mediocridad.

Israel tiene aún en su modelo estatal y judicial, presencia de aquella ideología. Y, no es el único Estado-Nación con esta tendencia histórica, pues, por ejemplo, Francia también lo es, y Alemania, entre tantos otros. Pero el sistema judicial de Israel es el único que tiene tanto poder en el mundo occidental, un poder considerado por muchos hasta inconstitucional y arbitrario, que se presta para la injusticia y contubernio.

44 visualizaciones0 comentarios

Comments


Buscando a Mahatma
Europa: La Victoria del Non Plus Ultra
Los sacrificios de la paz: La Operación Arnon vista desde la parasha Naso
Middle East Regional Defense: Opportunity or Trap?
¡Nunca Jamás!
Tishri 7
Cautiverio subterráneo prolongado
Lágrimas de Shabat (II)
Decades of Denial: How Islamists Won the War Against Western Values
Los peligros de la democracia ultrajada
Una sucesión de escándalos
Gustavo Petro y su afinidad con la lucha palestina
comente

Comentarios

Últimas publicaciones