Las comunidades judías y el renacer del nacionalismo cristiano en los Estados Unidos



Por Harry Adler

Para quienes de alguna manera siguen el acontecer en los Estados Unidos, no es un secreto que en la era post Trump el partido republicano se ha transformado fundamentalmente en una masa de seguidores que le son incondicionales fieles, dirigida por una nueva ola de políticos que mezclan fervor religioso con teorías conspiradoras, e interesados en acabar con la separación entre el estado y la iglesia.


En estas condiciones, resulta prácticamente imposible que miembros de los dos partidos tradicionales encuentren algún punto de acuerdo. Sin embargo, sucedió por estos días en una de nuestras comunidades.


En efecto, y como aparece en esta nota del periodista William Bender en el “Philadelphia Inquirer” del pasado 21 de julio, la Coalición Nacional de Judíos Republicanos unió fuerzas con las asociaciones demócratas judías en el estado de Pensilvania, para rechazar enérgicamente la afiliación del candidato oficial de su partido a la gobernación de ese estado, señor Doug Mastriano, con la red social “Gab,” a través de la cual viene promocionando su candidatura.


Como es posible que el paso del tiempo haya nublado un poco los hechos, cabe recordar que el 27 de octubre del 2018 tuvo lugar la matanza en la sinagoga “Tree of Life” en Pittsburgh, calificada por Jonathan Greenblatt, director nacional y CEO de la Liga Antidifamación (ADL) como el atentado antisemita más letal en los Estados Unidos, en su libro “It Could Happen Here.” Once personas fueron asesinadas, y seis resultaron heridas, entre ellas algunos supervivientes del holocausto.


Esa red social alcanzó renombre, y un buen número de nuevos adeptos, cuando se descubrió que quien perpetró el atentado posteaba de tiempo atrás en ese medio peroratas antiinmigrantes, y particularmente antisemitas.


Aparece en la nota que, de acuerdo con el director ejecutivo de esa Coalición Republicana,


“Los votantes judíos esperamos que los candidatos condenen el antisemitismo, así provenga de la extrema izquierda o de la extrema derecha, y que rechacen enfáticamente a quienes lo abrazan. Instamos a este candidato a terminar su asociación con esta red, considerada justamente por todas nuestras comunidades como un nido de intolerancia y antisemitismo.”


Escribe además que,


“Esta red se ha convertido en un sitio web que atrae antisemitas, grupos de extrema derecha, adherentes a teorías conspiratorias como QAnon, y en general a grupos periféricos que han sido bloqueados en otros medios.”


De acuerdo con en el libro de Grennblatt, el terrorista había descrito a los judíos como “hijos de satán” y “sucios y malvados” y sostenidoque la misión de la “HIAS” (Agencia de reasentamiento de refugiados judíos) es “traer invasores hostiles para matar a los nuestros, ante lo cual no voy a permanecer impasible,” todo debido a “un gobierno que está controlado por sionistas.”


En el portal de la Liga Anti Difamación (ADL) aparecen abundantes reseñas sobre Gab, y su cofundador y director ejecutivo Andrew Torba. Sostienen que la red está poblada por grupos supremacistas blancos, los cuales “suelen publicar comentarios y conspiraciones virulentamente racistas y antisemitas.” Mencionan por ejemplo al que opera bajo el seudónimo de las “14 palabras” (“Debemos asegurar la existencia de nuestro pueblo y el futuro de nuestros hijos blancos,”) slogan considerado por la Liga como el más popular entre los grupos supremacistas blancos del mundo.


De tiempo atrás, los señores Torba y Mastriano han mantenido una estrecha colaboración. Entrevistas y videos entre ellos aparecen por todas partes. En una de ellas, el candidato le manifiesta que “agradezco a dios por su labor.”


En este corto video de la cadena MSNBC se encuentra un buen resumen sobre los hechos.


Los inicios del movimiento nacionalista cristiano

De acuerdo con esta presentación por la periodista Rachel Maddow en su programa en la cadena MSNBC, en la cual analiza las raíces del nacionalismo cristiano, cuenta que el señor Gerald L.K. Smith no es un personaje particularmente reconocido, aunque en su época algo llegó a serlo. Fue un candidato por el partido republicano para el Senado por el estado de Michigan. En 1944 se enfrentó a Franklin Delano Roosevelt por la presidencia, en representación del partido político “America First” que él mismo fundó, saliendo derrotado en ambas oportunidades.


Si por algo es recordado hoy en día, dice la periodista, es por una estatua que levantó en los años sesenta en el estado de Arkansas, y que bautizada como “El Cristo de los Ozarks,” mediante una colecta “bastante sospechosa” de fondos. Falleció en 1976.

Cuenta que hoy en día su nombre ha retomado fuerza, no por a la estatua, sino por el movimiento nacionalista que siempre se propuso crear, y que bautizó como “Nacionalismo Cristiano.” Esto son algunos apartes de su presentación a final de los años cincuenta:


“Debemos mantener el control sobre nuestro dinero y nuestra sangre. El símbolo espiritual de nuestra manera de gobernar es la cruz, el símbolo del cristianismo, que representa la inspiración bajo la cual se creó esta nación.”


“No existiría esta nación de no haber cristianismo. En consecuencia, cuando un cristiano es un nacionalista, se transforma necesariamente en un nacionalista cristiano.”


Según Maddow, no era un personaje particularmente tímido al expresar sus ideas, sino que era en realidad un “racista y antisemita virulento y violento:”


“Explotando el sentimentalismo de muchos imbéciles, fuerzas subversivas están leyendo en la constitución un código de conducta que amenaza con mestizar nuestra raza, destruir el respeto racial que debemos sentir por nosotros mismos, y esclavizar al hombre blanco.”


“Hay que luchar contra el mestizaje y contra todos los intentos que se vienen haciendo para forzar la mezcla entre las razas negra y blanca. Hay que preservar a los Estados Unidos como una nación cristiana, tomando conciencia de que existe una campaña altamente organizada para sustituir la tradición judía por la tradición cristiana.”


“La organización judía más poderosa en los Estados Unidos es la ADL, la cual ha lanzado una campaña para eliminar de todos los colegios públicos todo libro de canciones que contenga un villancico, o todo himno que mencione el nombre de Jesús.”


En mi primera nota para La Valija me preguntaba, ante preocupantes señales de antisemitismo que se estaban presentando, ¿de qué nos sirve conocer profundamente la historia, si ignoramos, o hacemos caso omiso del presente?


Las frases que aparecen a continuación fueron obtenidas de una nota escrita por señor Tzvi Joffre del Jerusalem Post, expresadas en algún momento por el señor Torba. Espero que, junto a esta entrada, contribuyan en algo para que el profesor de historia, de tan buena acogida en los cursos virtuales que se ofrecen en nuestra comunidad, revalúe un poco su percepción con respecto a los grandes cambios que se han producido en la política, y en la peligrosa polarización que se vive ahora en los Estados Unidos, y que repase de paso las advertencias que viene haciendo de tiempo atrás el señor Greenblatt, por quien profeso un profundo respeto.



“Jews and other non-Christians are not conservative because it is an explicitly Christian movement and because from its founding throughout its entire history the US is an explicitly Christian country."


“We are going to build a coalition of Christian nationalists, of Christians, of Christian candidates, at the state, local and federal levels and we're going to take this country back for the glory of God."


"I do not conduct interviews with reporters who aren't Christian or with outlets who aren't Christian. Doug has a similar media strategy. These people are dishonest, liars, a den of vipers and they want to destroy you. My typical conversation with them when they email me is 'repent and accept Jesus Christ as your lord and savior.'”


He's going to turn this state around for the glory of God. That is the mission. We can't have this pseudo-conservativism.


"The only way that we're going to win, to gain any ground in the culture, the government, in taking our towns, our cities, our states, our counties and our country back is by putting Jesus Christ first. It's just that simple. There's no other way."


This is a Christian movement that needs to be centered on the gospel and truth of God's word and of Jesus Christ, our lord and savior and king."


Jewish conservatives are not welcome in the conservative movement unless "they repent and accept Jesus Christ as their lord and savior."


“This is not a Judeo-Christian movement. Those terms are contradictory"


"We want to disciple all nations. We are going to take dominion of this entire planet. Our generation of Christians is not buying dispensational Zionist lies


"We don't want atheists. We don't want Jewish. We don't want nonbelievers. We're not saying we're going to deport all these people or whatever. You're free to stay here. You're not going to be forced to convert or anything like this because that's not biblical whatsoever. But you're going to enjoy the fruits of living in a Christian society under Christian laws and under a Christian culture and you can thank us later."


El nuevo partido esta teniendo ëxito en su campaña por asegurar posiciones claves en muchos estados. Pero nos queda el consuelo que no, no nos van a deportar. Al menos no por ahora.






111 visualizaciones