Los buenos líderes son aquellos que logran establecer empatías

Por Hugo Poveda


Facundo Cabral tenía una frase: “ El poder es la manera de masturbarse de los mediocres”.

El poder transforma las personas, genera contradicciones internas y lo peor abre la puerta a la soberbia y se proyecta en una suerte de autismo que no se percata de lo que sucede fuera de su círculo intimo. Los buenos líderes son aquellos que logran establecer empatías.

En Colombia a mi parecer repasando los líderes políticos no existen ese tipo de personas (ni en la izquierda, ni en la derecha).

Ante la carencia de un liderazgo que inspire por encima de la cultura del odio, surge la confusión y con ella las actuaciones bien y mal intencionadas. Me duele en el alma lo que vive mi país y lo único que puedo decir después de haber sido profesor hace más de 8 años, es que esto se veía venir. A mi parecer, deben tenerse en cuenta tres premisas:

1. Ante un derecho hay una prestación ( el estado ha fallado en lo segundo ), y hoy se exigen los derechos en un entorno de desesperación.

2. El derecho a la protesta y a la reivindicación de derechos debe ser pacifico, pero acentuado bajo todas las garantías, sin limitaciones.

3. El vandalismo y cualquier forma de violencia física y verbal no es la reivindicación del derecho, es más bien su metamorfosis más perturbadora y la desdibuja completamente.

La clase dirigente de Colombia demostró con creces su inferioridad y hoy lo que tenemos son pasiones desbordadas y una cultura del odio sembrada por personajes de derecha e izquierda que fueron atizando poco a poco la hoguera que hoy observamos atónitos. Hay miedo, desesperanza y mucha rabia especialmente en la juventud y en las clases menos favorecidas. Y tienen razón en tenerla…

Sin embargo, es momento de catalizar la misma a través de un ejercicio democrático que propugne por nuevos y mejores liderazgos. En ese sentido, hay que aupar la construcción de acuerdos básicos para rescatar los derechos que se han visto conculcados en nuestro país…

La serenidad y la reflexión en momentos complejos es la mejor consejera. Por el contrario, la impulsividad y la agresividad desvanece el sentido de la reivindicación…

No es hora de callar, hay que hacerse sentir en expresiones democráticas y es absolutamente urgente aglutinar un liderazgo en personas que no tomen el Estado como una oportunidad de ejercer el rentismo.

Los jóvenes como lo conversaba con mi hija ayer no solo están investidos de derechos, también de responsabilidades y ellas se proyectan en el ejercicio democrático que se avecina…

Mi hija me pregunto quien? en medio de la conversación pensé en varios nombres y le sugerí dos: el rector de la universidad de Los Andes, una persona como Alejandro Gaviria con una hoja de vida y una trayectoria humanista y que no se afecta por los efectos del poder, sería positivo para el país, y otro Juan Manuel Galán, quien ha demostrado su integridad congruencia y ha guardado como un tesoro el legado del Nuevo Liberalismo y el Galanismo…

El quid es que las personas como ellos, no les interesa el poder (por las razones anotadas al comienzo ), sin embargo su liderazgo en otros planos implica responsabilidades. El camino sería convencerlos a ellos u otros, además de posibles candidatos al congreso con ese perfil. O si no es posible con él, presentar a otras personas que conjuguen ese tipo de valores.

Finalmente, esta situación tan dura me tomo por casualidad fuera de base. Sin embargo, hoy que tendré una clase “ sui géneris “ dado que presiento un día complicado, estaré allí para mis alumnos presto a escuchar y tratar de compartir reflexiones en torno al tema tributario (el nuevo florero de llórente que se veía venir, pero que por soberbia se desconoció).

Toda mi solidaridad con aquellos que hoy protestan de manera pacífica. Debemos despejar el camino, hay esperanza, los colombianos tenemos talento y resilencia y de esta vamos a salir. Necesitamos un nuevo entorno y las urnas son la oportunidad si no votamos con odio y más bien inspirados por un buen liderazgo, ajeno a la mediocridad que resaltaba Facundo Cabral.

A los jóvenes un abrazo fraterno. No guarden silencio, háganse sentir, pero tengan mucho cuidado, dado qué hay actores interesados es en desestabilizar y no construir.

Estamos ante un momento histórico y hay que enaltecer los valores democráticos, el respeto de los derechos humanos por parte de la fuerza pública ( no imaginan cómo se ve el panorama en las instituciones y prensa extranjera), y proponer soluciones con contundencia sin caer en las tentaciones del discurso simplista.

Estamos muy mal, pero de esta situación nos recuperamos. Estoy seguro y desde mi humilde posición, más que comprometido a ser cada día un mejor ciudadano.




Hugo Poveda:


Economista y Abogado.

Especialista en Derecho Tributario, y especialista en Finanzas y Gestión Publica.

Máster en comunicación y marketing político de la universidad Alcalá Henares- españa.

Actualmente me desempeño como consultor en entidades públicas y privadas.



141 vistas
¿Eres cuerpo o alma? Lo que nos divide de los animales
Judensau. La marrana judía
Nota de Red+ Noticias en el día de la Recordación del Holocausto.
"Anyu" Introducción y Dedicatoria - La historia de mi familia materna. Parte I
Justicia ausente en el atentado en Amia
AMIA: la urgencia por una ley, a 27 años del atentado
Las cartas de Wladek - Un primo encontrado al final de sus días. (Final)
Las cartas de Wladek - Un primo encontrado al final de sus días. (Tercera Parte)
Las cartas de Wladek - Un primo encontrado al final de sus días. (Segunda Parte)
Curiosidades estadísticas del mundo judío
Video: Viajando por el mundo. Conversatorio con la Comunidad Mesiánica Yovel
La Ghriba, la singular sinagoga de Djerba (Túnez)

Artículos por categoría