Mi mamá, Anamaria Goldstein Z"L. Día Internacional de Recordación del Holocausto (2020)

Hace un mes programé publicar este video de mi mamá, como homeje a ella al año de esta transmisión. Nunca pensé que, para cuando llegara la fecha, estaría sentando shive a su memoria. Una gran mujer, una Eshet Jayil, un ejemplo de vida, la columna vertebral de nuestra familia. Pocos son los sobrevivientes de la Shoa que quedan con nosotros; su memoria y sus vidas deben permanecer para la posteridad.

Y acá, en otra breve entrevista más.


Eshet Jayil - Una Mujer Virtuosa


¿Quién puede hallar una mujer virtuosa? Pues es más valiosa que las perlas. El corazón de su esposo confía en ella y él no carecerá de fortuna. Retribuye el bien [de su marido] mas nunca el daño [que él le haga], todos los días de su vida. Busca con afán la lana y el lino, y sus manos trabajan de buena gana.

Es como los navíos mercantes y trae sus sutento desde parajes lejanos. Se levanta cuando aún es de noche, y proporciona alimento a su hogar y una ración a sus mozas. Vislumbra un prado y lo adquiere, con el fruto de sus manos ella planta una viña. Con vigor se ciñe sus vestimentas y fortalece sus brazos.

Discierne cuando su actividad es ausiciosa, para que su lámpara no se extinga en la noche. Extiende sus manos en la rueca, y sus palmas sostienen el huso. Abre su mano al pobre y extiende su brazo al menesteroso. No teme por su hogar a causa de la nieve, pues todos sus integrantes se visten con lana carmesí.

Hizo lujosos cubrecamas para sí, de lino y lana púrpura son sus ropas. Su esposo se destaca en las asambleas, al sentarse junto a los sabios de la tierra. Fabrica un manto para venderlo y entrega un cinturón al buhonero. El poder y la magnificencia son su atavío, ella aguarda el último día con alegría.

Abre la boca con sabiduría, y una lección de benevolencia imparte su lengua. Anticipa los cambios de su hogar, y no come del pan de la pereza. Sus hijos se levantan y la honran; su marido [también,] y él la alaba: 'Muchas hijas han acumulado logros, pero tú las superaste a todas'.

Falsa es la gracia y vana es la belleza, una mujer temerosa de Dios, ella es digna de alabanza. Dadle a ella los frutos de su labor y que sus propios hechos la alaben en los portales.

Comunidades Emergentes: La Generación Perdida
Estadísticas de la población Palestina, 2018
¿Inexorable mañana?
Judíos potenciales
Información, Creación y Ciencia. Con el rabino Moshe Yerushalmi.
Jodida la verdad
Haaretz, bastión de la autocrítica en Israel...y de algo más
VIDEO: Migraciones Espirituales en Latinoamérica Contemporánea. Rabino Asher Gutierrez.
Fin de año con dolor y sangre
La Fuerza Transformadora de Purim
Collector of Jewish souls: A rabbi’s treasures culled from around the world
Furatena, Bereshit e Intersexualidad. La historia de Eliana Rubashkyn

Artículos por categoría

Artículos por fecha

 

Comentarios

Últimas publicaciones

Radanita (en hebreo, Radhani, רדהני) es el nombre dado a los viajeros y mercaderes judíos que dominaron el comercio entre cristianos y musulmanes entre los siglos VII al XI. La red comercial cubría la mayor parte de Europa, África del Norte, Cercano Oriente, Asia Central, parte de la India y de China. Trascendiendo en el tiempo y el espacio, los radanitas sirvieron de puente cultural entre mundos en conflicto donde pudieron moverse con facilidad, pero fueron criticados por muchos.

Todos los derechos reservados @valijadeapocrifos.com