Pesaj, para mayor intervención de H" en nuestra vida



Por Rafael Talmi


Amables lectores:


La celebración de las fiestas de la Toráh, toman relevancia cuando descubres el sentido de cada una. Pesaj, una de las tres fiestas de peregrinación, no en vano es una de las de mayor importancia por ser el mayor milagro de la Toráh. Pesaj activa en nosotros todas las partes de nuestra Alma y despierta en ella la pasión, la emoción, el intelecto y la espiritualidad en este tiempo especial.


Hemos tenido varios niveles extraordinarios de Intervención Divina; al salir de Egipto; cuando se abrió el mar Rojo; en la entrega de la Toráh. Pero el mayor nivel lo tendremos en la revelación del Masahíaj, porque luego de ello el Creador se revela e interviene en la vida del hombre de manera abierta. Pesaj es pues, el método para lograr la máxima intervención Divina en nuestra vida, que será directamente proporcional al Nivel de Conciencia de cada persona.


Adam el primer hombre, fue creado como un ser extraordinario con un Nivel de Conciencia muy superior, y por la caída del Nivel de Conciencia de Adam, la intervención Divina cesó. Pesaj es la capacidad de restaurar ese Nivel de Conciencia de Adam. Al ser expulsados del Gan Éden, sufrimos limitaciones mentales y hoy somos esclavos de una lógica limitada, que nos impide tener acceso a la Sabiduría de los Secretos de la Toráh.


Salir de Egipto es pues, abrir la Conciencia y hacer que en Pesaj logremos la máxima Intervención Divina en nuestra vida. ¿Cómo? Saltando de la lógica (no conectada con D-os), a la Intuición (si conectada con D-os), o sea saltar a niveles de Conciencia Superiores.


Para ello es clave el conocimiento de los Secretos del Cielo, para tener la Conexión Absoluta con el creador en el rito de Pesaj, con la Hagadá, las copas de vino (la lógica) y la Matzá (intuición) para generar con el Afikomen el Máximo Nivel de Intervención Divina en nuestra vida. Hagadá quiere decir contar; no una historia, sino contar que hoy somos libres de la esclavitud de esa lógica limitada y como hemos roto esa limitación.


Queremos que el Creador este con nosotros, interviniendo en nuestra vida de manera absoluta como lo estuvo en la entrega de la Toráh, o en la apertura del Mar Rojo, y para ello hay que romper esas limitaciones.


En la salida de Egipto, el Creador se pudo revelar porque Moshe Rabenu había alcanzado el altísimo Nivel de Conciencia de Jayá. Luego en este Pesaj 5.781 tenemos la tarea individual de reconstruir nuestra Conciencia limitada debido a la caída de Adam, romper esa limitación, y volver al Nivel de Conciencia de Adam haRishón de antes de su caída en el Gan Éden, para que H” encuentre un recipiente bastante grande y pueda volcarse entero en nosotros.


Debemos saber que el Nivel de Conciencia es directamente proporcional a la inteligencia. Y en la Hagadá de Pesaj captamos la energía que nos da H” para romper las limitaciones de nuestra Conciencia. Pasamos de subnormal a hiperinteligentes como lo era Adam en el Gan Éden, quien tenía un Coeficiente de Inteligencia IQ mayor de 2.000.


El Estudio de la Kabaláh, el conocimiento de los Secretos del Cielo, nos da ese IQ mayor de 2.000. Inclusive podemos tener un IQ infinito si nos conectamos a la Inteligencia Divina durante el Seder de Pesaj el 15 de Nisan, en la luna llena Aries por la noche, durante las 4 horas del relato de la Hagadá; tenemos solo esas 4 horas para hacer el trabajo, porque la Mente Divina está a nuestra disposición para que restauremos la Mente de Adam que perdimos en el Gan Éden, y es cuando el Creador está irradiando toda Su Inteligencia Divina hacia el hombre. Queremos en Pesaj que H” se manifieste sin intermediarios, sin disimulo, buscamos una intervención cara a cara con H”, y cuando la logremos, EL se manifestará con Su Misericordia con tal magnitud que no se puede soportar.


La tenemos que cazar, captar, canalizar e interiorizar dentro de nosotros, porque así nos aseguramos Su máximo Nivel de Intervención Divina en nuestra vida todo el año.


La Matzá capta esa energía, la comemos, entra en nuestra Alma y rompe las limitaciones de Conciencia. Sin comer Jametz, y comiendo Matza, logramos vencer ese cáncer moral que representan el orgullo, la cólera y el ego. Entonces, H” puede intervenir.


Quiera el Cielo que este sea el año, en que todos mis hermanos judíos de Colombia, de las Comunidades Emergentes, Tradicionales, y en todo el mundo, logremos en esta festividad de Pesaj el máximo nivel de Intervención Divina en nuestra vida, para que la semana siguiente, del 23 al 30 de Nisan 5.781, 5 al 12 de Abril 2.021, pueda revelarse el Mashiaj, y prepare el Trono para que el Creador reine en este mundo.


Con todo mi cariño para todos …


JAG PESAJ SAMEAJ … !


RAFAEL TALMI

Presidente

Fundación ETZ HAJAIM de Colombia

249 vistas
Apócrifa Samaritana (Segunda Parte)
A 76 años de la finalización de la Segunda Guerra Mundial
Antisemitismo en Grupos Trumpistas. Una Breve Bibliografía
Video: Avatares de Mujeres Judías. Siempre a la Vanguardia. Con David A. Rosenthal.
El otro “Himno” de Israel, Yerushalayim shel Zahav, es una melodía vasca
Entrevista con el Dr. Ariel Gelblung, director del Centro Simon Wiesenthal para América Latina
Dinamarca: un país Justo de las Naciones
Apócrifa Samaritana (Primera Parte)
VIDEO: Odio y Desinformación en Internet. Un Nuevo Espacio Público. Con Tomás Lawrence (Chile)
¿Es benéfica la quimioterapia que aplicamos para tratar el antisemitismo?
Armenia, o la curiosa historia judía de un país sin judíos
El último shtetl que queda en el mundo

Artículos por categoría

Artículos por fecha

 

Comentarios

Últimas publicaciones