Reino judío de Adiabene


Erbil, la actual capital del Kurdistán autónomo en Iraq, fue hace 2.000 años cuna de un reino judío por adopción.


Como fuera el caso con los famosos Khazares durante el siglo IX, nuestra historia registra otros casos de casas reales que abrazaron el Judaísmo. El rey Monobazes I y su esposa, la reina Helena, optaron por convertirse y en su momento, evitar tener que tomar posiciones entre Roma y Persia. Junto con ellos, toda la realeza se hizo judía. Tal fue su apego a su nueva religión, que Adiabene fue el único reino en enviar refuerzos y provisiones para apoyar a Judea durante su revuelta contra el gran Imperio Romano. Flavio Josefo incluso hace mención en sus crónicas de La Guerra de Los Judíos, que en Adiabene existía en esas épocas una gran academia rabínica. La gloria de este reino concluyó cuando el emperador Adriano invadió. Muy posiblemente, los judíos kurdos sean descendientes de ese legendario reino.


Sarcófago de la reina Helena de Adiabene





36 visualizaciones
26 años lejos de la paz
Sovre el Haham
Poesías del libro "Amores bajo Fuego" de Martín Cruz (II)
Versos del libro "Amores bajo Fuego" de Martín Cruz (I)
Antisemitism is still on the menu this Thanksgiving
Las Azores, pequeñas islas entre Europa y América con un particular toque judío
Sovre Parir
Shejitá de la jirafa y de insectos kosher
El Progreso no es tuerto: debe ser ético y económico
Viajes por las juderías. Havdalá, Centro Israelita de Bogotá, septiembre 3 de 2022
Otros idiomas del pueblo judío
Fundamentalismo y modernidad: qué aporta el judaísmo