Venció el ultimatum sancionatorio y pecuniario del DANE

Actualizado: ago 12


Llevo largos años pariendo con requerimientos del DANE. A mí, que me fascinan las estadísticas, me duele no poder querer a esta institución. Los mismos que se demoraron en sacar los resultados del censo -ese mismo censo al que tocó subirle a la brava 10% más de colombianos, por lo chambón que resultó, y ese mismo en que de tajo desapareció a la mitad de las negritudes del país- son quienes, en plena pandemia, con el turismo arruinado, no encuentran mejor cosa que hacer que fastidiar y amenzar.



Les comparto una carta que envié por whatsapp al director de la entidad el pasado 12 de junio, de manera terapéutica para mi espíritu, y que resume con ácido sarcasmo lo que ha sido mí ridícula experiencia con el DANE. No sobra decir que la misiva ha sido sumariamente ignorada. A cambio, recibí el pasado 25 de junio, y en el espíritu de la famosa Circular #2 del Caguán, una perla que trascribo verbatim, con sus respectivos espacios exagerados, negrillas y errores. Asumo que no tener personal para responderles, ni datos para aportar, me convierte en "renuente y sancionable". Mientras tanto, llevo tres meses diligenciando toda suerte de protocolos, aplicando a líneas de crédito, atendiendo visitas de la Secretaría de Salud, sin recibir a hoy un peso.


Entidades miopes y timoratas. ¿Será que les habré enviado su info a tiempo? ¿Será que se quedarán sin poder lucrarse pecuniariamente? ¿Quedará bien caracterizada la dinámica de innovación sectorial? ¿No hay nada más importante ahora que analizar?


P.D.1. Si estos requerimientos no fueran suficientes, el viernes me llegó una carta de Colpensiones, de esas donde disparan con perdigones a ver si alguien cae y les completa la quincena que no tienen. Sistema ridículo el que soportamos, donde culpables somos hasta no probar nuestras inocencias. Si solo nos dejaran trabajar, producir y agregar valor.


P.D.2. Y si lo anterior tampoco fue suficiente, resulta que en esta ratonera, en plena pandemia y con la economía en el congelador, deciden cobrar la energía no con base en el consumo según contadores, sino en históricos de años record para así facturar el triple. Y luego, vaya uno al quejarse al mono de la pila. ¡Ratas!

Amablemente, me explicaron que, hacer estadísticas sobre el sector hotelero en Colombia (aproximadamente 320.000 camas) sin incluir a mi hotel (80 camas, o 0.025% del total), era equivalente a hacerle estadísticas sobre la industria cervecera nacional sin incluir a Bavaria (¡jurado que eso me dijeron sus directivos!). Entendí entonces que mi visita al DANE fue como acudir al Muro de los Lamentos y esperar respuesta divina.


Bogotá, junio 12 de 2020

Juan Daniel Oviedo

Director

Departamento Administrativo Nacional de estadísticas - DANE

L.C.

Respetado Sr.:


Soy un apasionado de las estadísticas. Desde niño he querido ver todo en términos numéricos, con porcentajes y promedios. Soy un convencido de la importancia de llevar al día, de manera veraz y adecuada, los datos de una empresa o país.


Pero, le soy franco y quisiera pedirle un favor, a la vez que me disculpo por contactarlo directamente por este medio: Deme un respiro. Llevo manejando un hotel en Bogotá desde hace 20 años y llevo casi 20 años reportándole al DANE, de forma juiciosa, absolutamente todas las encuestas y cuestionarios que envían, y que solo llegan a unos cuantos afortunados: Mensuales, bimestrales, semestrales y anuales. Además, son cuestionarios técnicos, turísticos, ecológicos y de cualquier índole. Mi hotel no es grande y no hace parte de cadena alguna. Tengo la desgracia de funcionar con un "overhead" administrativo alto y contribuyo al fisco nacional, por cuenta de haber hecho patria antes de que decretarán incentivos fiscales para nuevos hoteles. Por consiguiente, el costo administrativo de responderle al DANE es muy elevado. Capaz haya otros hoteles más representativos y que no aporten al fisco nacional; ellos podrán tener más recursos de tiempo y dinero para atender tan dispendiosas tareas.


Hace varios años, aburrido de los continuos requerimientos y cartas amenazantes que recibía de la entidad que usted ahora dirige, y que me enviaban tan pronto me pasaba un día en responderle algo a su oficina (al estilo de “el país no podrá desarrollarse si usted no envía oportunamente sus datos”, o “hay X millones de pobres en el país que no podrán mejorar su nivel de vida si usted no colabora enviando oportunamente su información”, o sencillamente “si antes de tal fecha no envía, procederemos a sancionarlo”), solicité una cita con las directivas. Finalmente fui atendido y un grupo nutrido de directivos de su entidad me recibieron, como si estuviera yo sustentando tesis.


En esa reunión, quisieron convencerme de que las estadísticas nacionales no serían nada sin el aporte que mi hotel, escogido a dedo, les brindaba. Quisieron explicarme que, en vez de obtener sus datos de un grupo variado dentro de una muestra inteligentemente definida, los datos del turismo nacional no serían ciertos sin mi abnegada contribución. Necesitaban de mi empresa, siempre y para todo. Incluso, amablemente, me explicaron que, hacer estadísticas sobre el sector hotelero en Colombia (aproximadamente 320.000 camas) sin incluir a mi hotel (80 camas, o 0.025% del total), era equivalente a hacerle estadísticas sobre la industria cervecera nacional sin incluir a Bavaria (¡jurado que eso me dijeron sus directivos!). Entendí entonces que mi visita al DANE fue como acudir al Muro de los Lamentos y esperar respuesta divina.


Hice la tarea bien hecha durante 20 años. Es justo (y estadísticamente correcto) que ahora el honor lo tengan otros, por al menos 10 años más. Estoy seguro de que las estadísticas del país no se verán afectadas sin mi insignificante representatividad, y me atrevo a decir que mi exclusión de su lista de informantes (en el mejor de los sentidos) para nada afectará el desarrollo del país.

¡Al grano!: Después de tantos años, después de nunca haberle quedado mal con cientos de formularios y encuestas, y ahora que estamos velando por sobrevivir, ¡porfa! Ruego no me acosen con esas encuestas y cartas amenazantes. Hice la tarea bien hecha durante 20 años. Es justo (y estadísticamente correcto) que ahora el honor lo tengan otros, por al menos 10 años más. Estoy seguro de que las estadísticas del país no se verán afectadas sin mi insignificante representatividad, y me atrevo a decir que mi exclusión de su lista de informantes (en el mejor de los sentidos) para nada afectará el desarrollo del país.


Respetuosamente,

Jack Goldstein

Lancaster House / Corphoteles Ltda.




Respuesta:


junio 25 de 2020

10200128

LANCASTER HOUSE

JACK GOLDSTEIN VAIDA

Reciba un cordial saludo,


El Departamento Administrativo Nacional de Estadística DANE lleva a cabo la Encuesta de Desarrollo e Innovación Tecnológica para los sectores servicios y comercio – EDITS, con objetivo caracterizar la dinámica de innovación realizada por las empresas del país, así como analizar la utilización de los instrumentos públicos de apoyo.


Ustedes se encuentran en deuda con el envió de la información, teniendo en cuenta que el cierre definitivo de esta investigación es el día 30 de JUNIO del presente año, y es importante que se realice el envió de esta información lo antes posible.


Por ultimo nos permitimos informarle que dada la obligatoriedad del suministro de información al DANE, el decreto 2404 del 27 de Diciembre de 2019 establece en su artículo 2.2.3.5.3 la imposición de sanciones a las fuentes renuentes en la entrega de información. “En el marco de lo dispuesto en el Parágrafo 1 del artículo 160 de la Ley 1753 de 2015, modificado por el artículo 155 de la Ley 1955 de 2019 y el artículo 6° de la Ley 79 de 1993, el Departamento Administrativo Nacional de Estadística DANE, en su calidad de ente rector del Sistema Estadístico Nacional SEN, tendrá la facultad de imponer sanciones pecuniarias a quienes incumplan u obstaculicen los requerimientos de información que este Departamento realice y que esté relacionada con las bases de datos de los registros administrativos requeridos para la producción de información estadística.”


Le reiteramos también que cuenta con la asesoría permanente de los funcionarios DANE dispuestos a brindarle asesoría y acompañamiento para resolver sus dudas y realizar las aclaraciones metodológicas que requiera. Si desea puede comunicarse el funcionario CRISTIAN DAVID NARANJO LOPEZ al Correo cdnaranjol@dane.gov.co, teléfono 3143045289, si usted ya envió esta información, antes de recibir este comunicado pro favor hacer caso omiso al mismo.


Atentamente.

Ricardo Valenzuela Gutiérrez

Director Territorial Centro - Bogotá

Departamento Administrativo Nacional de Estadística - DANE

Tel: 597 83 00 Ext. 3183

Bogotá D.C.,

rrvalenzuelag@dane.gov.co


P.D. julio 6, después de publicada esta nota por me llega una nueva carta del DANE, nuevo requerimiento para contestar otra encuesta sectorial, otra infinita perdedera de tiempo, grotesca, en épocas existencialistas. Lamentable este triste país. Al menos, esta vez enviaron algo redactado en Español nivel bachillerato.



P.D. Y siguiendo con el memorial de agravios. Comparto carta de Codensa en la que explican porqué cobran sobretasas, porqué cobran históircos y no reales, bla, bla... Pescando en río revuleto, abusando en épocas de pandemia, viendo a ver cómo cuadran sus cuentas a expensas de otros.


Codensa Junio 26 de 2020
.pdf
Download PDF • 95KB


#DANE #estadisticas #sanciones #pecuniarias #juandanieloviedo

170 vistas
El crecimiento de la comunidad hispanohablante en Israel
Videoconferencia: Fake News, Redes Sociales y Discursos de Odio. Combatiendo el antisemitismo
Entrevista con el Rabino Dr. Fishel Szlajen sobre Pandemia, Triage y Bioética en el marco del Covid
Economía de la crisis: Economía Post-cierres
BDS: Aquel dolorcito de cabeza
Deportado injustamente
Videoconferencia: Vidas Pasadas, Reencarnación e Hipnoterapia
¿Qué le Pasó a Nuestro Planeta?
¿Puede la Marihuana ser Kosher? ¿How "Chai" are You?
El hombre en Damasco
Prologo al segundo libro de mi amigo Leon Hochman - Dromomaniando II
Video. La lucha antiterrorista en Perú y las enseñanzas para Colombia - Alm. Giampietri

Artículos por categoría

Artículos por fecha

 

Comentarios

Últimas publicaciones

Radanita (en hebreo, Radhani, רדהני) es el nombre dado a los viajeros y mercaderes judíos que dominaron el comercio entre cristianos y musulmanes entre los siglos VII al XI. La red comercial cubría la mayor parte de Europa, África del Norte, Cercano Oriente, Asia Central, parte de la India y de China. Trascendiendo en el tiempo y el espacio, los radanitas sirvieron de puente cultural entre mundos en conflicto donde pudieron moverse con facilidad, pero fueron criticados por muchos.

Todos los derechos reservados @valijadeapocrifos.com