top of page

A propósito del 27 de enero… Recordamos.



Por Jack Rubinstein El destino se encapricho en hacer que hoy viva entre dos idiomas, el español , mi lengua madre y que uso para escribir estas líneas y el portugués que el mismo destino me dio como ñapa cuando me presento al amor de mi vida.

Desde pequeño en mi natal Colombia, me invadía una sensación de impotencia y desasosiego cuando accidentalmente escuchaba la expresión “hacer la judía”, entendiendo que la misma era preconceptual y cargaba una ignorancia terrible, sin embargo, no entendía como su uso era tan frecuente y al mismo tiempo para referirse a situaciones de traición, engaño y pérdida de confianza.

Años después ya en Brasil descubrí que el portugués consiguió transformar la expresión usada en español en un verbo, una única palabra conjugable, “judiação” que en ultimas tenía como finalidad referirse a situaciones idénticas a las usadas en la expresión en español.

Son inúmeras las veces en que he tenido que interrumpir a personas con las cuales estoy interactuando, sea a nivel profesional, coloquial o simplemente casual para explicarles y hacerles ver que, sin tal vez imaginar, me están causando un profundo dolor pues el uso de ese verbo se refiere en ultimas a mí y a mis semejantes.

El mundo que vivimos se ha encargado en los últimos años de buscar mecanismos para disminuir el uso de palabras o expresiones que tengan carácter de preconcepto, sea con la comunidad afrodescendiente, la comunidad homosexual, y por ahí va; quien de alguna manera mostrara resistencia a dejar de usar estas expresiones, se vería abocado a ser cancelado y lapidado por no encajarse en las nuevas normas y conductas que se establecían.

Soy un defensor incansable de la búsqueda constante de la igualdad entre los seres, de la eliminación de todo tipo de discriminación y como judío no resisto las injusticias sociales contra cualquier tipo de raza, credo, o ideología minoritaria.

Este 27 de enero nuevamente recordamos internacionalmente a las víctimas del Holocausto judío en la segunda guerra mundial en medio a un creciente antisemitismo que se riega y expande como lava ardiente que quema todo lo que a su paso se encuentra, sea en campus universitarios, en las calles de barrios de presencia judía en diferentes lugares del mundo, en la radio, en la televisión y en medio a posicionamientos políticos.

Sueño con el día en que al igual que en su momento usar la expresión negro o marica fueron poco a poco condenados por la sociedad, que esta misma entienda que “ hacer la judía” o su versión en diferentes lenguas, como es el caso del portugués con su maldita “judiação” sea condenada por la inmensa mayoría y poco a poco se logre su eliminación del uso cotidiano, esto ya sería un gran avance.

70 visualizaciones

Comments


The Final Battle for the Holocaust
How Did the War Begin? With Iran’s Appeasers in Washington
Gracias a todos
La producción interreligiosa como cuestión de Estado
De Saúl a Núremberg
Ni pobrismo ni ostentación: ética para la riqueza
No vos espantesh de la Vejes
Can a Ceasefire be Reached Between Israel and Hezbollah?
Subrogación de vientre según la bioética judía
¿Quién mueve las piezas en este tablero de ajedrez?
Una necesidad perversamente estética