top of page

Gustavo Petro: Un megalómano mediocre


Érase una vez, en una tierra plagada de violencia y pobreza, reinaba un intendente obsesionado con impresionar a las naciones ricas



Por Omar Bula

Ignorando las necesidades y penurias de su pueblo, su ego inflado y su sed de reconocimiento le habían llevado a tomar la decisión absurda y descabellada de enfrentar solo a un temible gigante, contra el cual incluso las naciones ricas, con todo su poder y riqueza, habían luchado infructuosamente.


Pero los estragos de su negligencia cobraban cada día un precio más alto sobre su población, la cual estaba cansada de pagar por su arrogancia…


Sí, esta es la historia de Gustavo Petro, presidente de Colombia, y sus pretensiones de ser visto como un héroe en la lucha contra el cambio climático, mientras su país se desploma bajo el flagelo de la violencia y la droga.


En estos días, Petro visita Alemania y es recibido con aclamaciones por su intrépido compromiso con la transición energética que propone para su país. Sin embargo, es importante mencionar que Alemania misma no ha tenido mucho éxito en su propia transición energética.


En 2010, el Gobierno alemán anunció el Energiewende, un plan ambicioso para pasar de una energía basada en combustibles fósiles a una principalmente renovable, uno de sus objetivos primordiales habiendo sido el de eliminar el carbón.


Trece años después, Alemania se enfrenta a una crisis energética sin precedentes, agravada por su obligación de reducir sus importaciones de gas de Rusia a raíz del conflicto en Ucrania.


Tras invertir decenas de miles de millones de euros en subvenciones e inversiones en energías renovables (y haber abandonado la energía nuclear), Alemania ha tenido que quemar enormes cantidades de carbón desde 2011 para mantener su economía en funcionamiento.


Por otro lado, para la población alemana, las consecuencias de la política verde han sido brutales. Los precios de la electricidad en los hogares alemanes están entre los más altos del mundo, algunos edificios públicos ya no se calientan, las piscinas se cierran y los monumentos no se iluminan.


Ahora bien, si estos son los impactos que ha tenido la transición energética en Alemania, la cuarta economía del mundo y la primera de Europa, ¿qué impacto creen ustedes que podría tener sobre un país como Colombia?

¿A qué juega Petro? Si este decide llevar a cabo su hazaña homérica y priva drásticamente al país de los ingresos petroleros de los cuales su economía tanto depende, ¿de dónde pretende obtener los miles de millones de dólares necesarios para financiar su "transición" energética?


Es importante aclarar que Petro está lejos de ser un experto en ciencia climática y que la lucha contra el cambio climático es todo, menos idea suya. Al igual que la estridente activista Greta Thunberg, él simplemente repite el discurso apocalíptico del Foro Económico Mundial y otros miembros del movimiento, agregando su propio toque de ridiculez, como cuando declaró ante la ONU que el petróleo era más peligroso que la cocaína.


Lo más probable es que los grandes medios de comunicación no se ocupen de analizar el camino resbaloso por el cual el presidente de Colombia arrastra a su país, ya que - al igual que el gobierno alemán - estos militan firmemente del lado del culto climático impulsado por el aparato globalista.


Porque lo que esto sí ilustra claramente es la sumisión total de Gustavo Petro a la nebulosa agenda del globalismo, para la cual el controvertido tema del cambio climático es el estandarte.


En otras palabras, la droga, la violencia y la pobreza que azotan al país pasan a un segundo plano ante el espectáculo grotesco de un megalómano mediocre que convierte a Colombia en un cordero de sacrificio, degollado en honor a los dioses.


Gracias por tu tiempo y atención

 

Omar Bula Escobar es profesional en management y experto en temas de geopolítica internacional y de desarrollo sostenible. Políglota, Bula Escobar cursó sus estudios en Europa y Estados Unidos. Entre otros, cuenta con un MBA en Business Management de EUNCET, una especialización en Management Corporativo de Harvard Business School – y una especialización en Gestión Estratégica de Negocios del George Washington University.


Bula Escobar fue Director y Representante de la ONU en Senegal y trabajó con esta organización durante más de 20 años en Europa, Oriente Medio, África y América Latina. Durante su carrera con esa organización se ocupó de grandes operaciones de emergencia en países en situación de conflicto como Sudan, Irak y Somalia, entre otros. En 2018, fue seleccionado como número 30 entre los 100 expertos en geopolítica más influyentes del mundo por Richtopia, una editorial líder en contribuciones de destacados académicos y profesionales del Reino Unido.


Actualmente se desempeña como consultor independiente, profesor en varias universidades y conferencista internacional.


87 visualizaciones0 comentarios

Comentários


The End of the Gentleman’s Agreement
From the Archives: Palestinians Cheer Carnage
The brutal syllogism of this war is a deathtrap for Israel
Israel’s Double-Edged Sword (Part III) - If Not Iron Dome, What?
En El Mediterráneo
Lágrimas de Shabat. Guerra de Fútbol
"One Simple Question" Revisited
Israel’s Double-Edged Sword (Part II). Military Tactic / Media Strategy.
¡¿En serio, marica?!
Why Israel should NOT have a “day after plan” for Gaza
Iron Dome: Israel’s Double-Edged Sword (Part I)
La fuerza de la Unidad: Lecciones de la Parasha Behaloteja
comente

Comentarios

Últimas publicaciones