top of page

¿Qué buscan los europeos en América Latina?



Por Omar Bula

Más de 50 líderes de la Unión Europea (UE) y de los Estados de América Latina y el Caribe (CELAC) se reunieron en Bruselas para celebrar su primer reencuentro después de ocho años.


El principal objetivo de la cumbre era revitalizar las conexiones entre la UE y nuestra región, en un esfuerzo mayormente impulsado por la guerra en Ucrania y el afán de contrarrestar la creciente presencia de China y Rusia en nuestros países.


Para disgusto de muchos, la cumbre, diseñada para reavivar viejas conexiones, se vio nublada por desacuerdos y acaloradas discusiones relacionadas con el conflicto entre Rusia y Ucrania, lo cual llevó a que muchos analistas y medios la calificaran de accidentada y agridulce.


A pesar de este impase, no tardaron en sonar bombos y platillos. Para el presidente de Brasil, Ignacio Lula da Silva, fue la cumbre "más exitosa" entre la UE y América Latina en toda su historia. Para Úrsula von der Leyen, Presidenta de la Comisión Europea, la cumbre constituyó "un nuevo comienzo entre viejos amigos".


El Consejo Europeo, por su parte, subrayó su compromiso con lo que este llama "nuestros valores compartidos", como la democracia, los derechos humanos, el Estado de Derecho y las libertades fundamentales.

Grandes palabras, sin duda, las cuales plantean preguntas elementales:


¿Qué hacían Miguel Díaz Canel, Nicolás Maduro y Daniel Ortega pavoneándose campantes en los elegantes corredores de la UE?

¿En dónde encaja que los mandatarios de las aterradoras dictaduras de Cuba, Venezuela y Nicaragua hayan sido cordialmente invitados?


¿Qué motiva a los europeos a hacer caso omiso de tan vociferados "valores compartidos"?

La respuesta a este último enigma es clara. Entre discursos pomposos y alabanza a la amistad, lo que los europeos buscan es asegurar (una vez más) su acceso a nuestros recursos y, especialmente, a nuestra vasta riqueza en materias primas críticas, todo bajo el sofisma de la lucha contra el cambio climático.


Al igual que otras grandes potencias, Europa compite ferozmente para garantizar su acceso futuro a materias primas críticas del sur global, como el litio o el cobalto, indispensables para varios sectores estratégicos, como la industria neta cero, la industria digital y el sector de defensa.


Actualmente, además de su precaria posición energética tras el corte con Rusia, su mayor proveedor de gas, Europa también depende en gran medida de la importación de materias primas críticas, la mayor parte procedente de China.


En otras palabras, antes de cualquier consideración de tipo ético, la prioridad "vital" de los europeos en la coyuntura global actual es la de diversificar sus alianzas energéticas con los países del sur para asegurar su autonomía estratégica. Y, en América Latina, no ha perdido tiempo.


Hoy por hoy, entre muchos otros acuerdos con países de la región, la UE sigue adelante con un acuerdo comercial con Chile, el cual le proporciona un acceso clave a las mayores reservas mundiales de litio en el Salar de Atacama.


Por otra parte, la UE financia y concreta acuerdos de cooperación con Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México, Perú y Uruguay a lo largo de las cadenas de valor de las industrias estratégicas basadas en minerales.


Todo esto dicho, la indigna invitación de dictadores como Canel, Maduro y Ortega a la cumbre en Bruselas no debería sorprender a nadie, pues para los europeos – de toda evidencia - el fin justifica los medios.


En este caso, desdichadamente, esos medios incluyen atropellar cínicamente sus propios valores fundamentales y condenar a pueblos enteros a la represión y a la miseria por muchos años más.


Gracias por tu tiempo y atención

Omar

26 visualizaciones
Louis Rubinstein: Un Legado de Innovación y Comunidad en San Andrés Isla
Ignorance is bliss
Concepto de Genocidio y Legítima Defensa
Amor por Israel
The Core Conflict and the Jews
Pésimo consejo de la ONU
A eso le llaman Soberanía
The Geopolitics of Genocide
Petro: Perdido en el Espacio-Tiempo
Ética y diplomacia: bases y desafíos
Israel Must be Permitted to Crush Hamas
Mi viaje a Israel durante la Guerra Hamas vs. Israel. Parte 1: Primeras Impresiones
comente

Comentarios

Últimas publicaciones