top of page

Señores del mundo, ¡Despierten!



Por Hernan Wergifker y Barbara Pruski.

¿En qué momento determinados términos pasaron a ser utilizados con una banalidad y una falta de compromiso absoluta? ¿Con qué simpleza y con cuánta liviandad se acusa a un estado, un pueblo, a un país de cometer un holocausto?

 

La palabra holocausto no es una palabra menor. No podemos acusar a un país, o a un Estado de cometer un "holocausto" sin realmente entender el significado de este término. Muchísimo menos, podemos acusar al Estado de Israel de cometer un holocausto, cuando nuestros abuelos y bisabuelos se escaparon del Holocausto Nazi o de un pogromo Ruso.

 

Entonces, ¿el presidente de Brasil u otros líderes usan adrede esta palabra? ¿Fue otra puñalada más de antisemitismo hacia el pueblo judío? La explicación evidente es que, justamente, imitan las tácticas dialécticas de la propaganda nazi. Antes de aniquilar familiar judías en cámaras de gas, los nazis lograron convencer a parte de la población europea que los judíos no eran seres humanos sino “humanoides” que se aprovechaban de la creatividad aria. La deshumanización de los judíos fue anterior al intento de la eliminación física. El uso de palabras demonizadoras pretende crear el clima dialéctico para destruir al único estado judío sobre la faz de la tierra.

 

La forma trivial, superficial e irrelevante, en la que muchos medios de comunicación, muchas personas y muchos países acusan al Estado de Israel de cometer un genocidio, o un holocausto es algo que no se puede permitir.

 

La palabra Holocausto, desde un ámbito filosófico moral, nos plantea la obligación de entender la responsabilidad de los participantes directos en el mismo.

 

Las terminologías persecución, matanza indiscriminada, ensañamiento, etc., son conceptos que debemos incluir en la palabra holocausto. ¿Entonces realmente Israel está cometiendo un

holocausto?

 

Con cuanta ligereza puede juzgarse a un Estado acusándolo de cometer un Holocausto.

 

Debemos los judíos estar defendiéndonos constantemente y dando explicaciones al mundo sobre cada acto que realiza el ejército de defensa israelí? La respuesta es NO.


¿Con qué simpleza y con cuánta liviandad se acusa a un estado, un pueblo, a un país de cometer un holocausto?

 

No tenemos por qué dar explicaciones al mundo cuando nuestra existencia depende de nuestro ejército y la exposición de nuestros ciudadanos israelíes.

 

Alguna vez, alguno de todos estos grandes países del mundo, que se llenan la boca de palabras injuriantes, se pusieron a pensar… ¿cómo se formó el Estado de Israel? ¿Alguna vez, alguien se detuvo a considerar a aquellos judíos que se escaparon de la Segunda Guerra Mundial hacia Brasil, Argentina, México, EEUU, Israel? Escapándose de un HOLOCAUSTO. No, nadie se pone a pensar en ellos, pero nuestras raíces son esas.

 

Nuestras bases están fundadas en nuestros bisabuelos quienes se escapaban de los pogromos de Rusia, luego de ser perseguidos por el simple hecho de ser judíos. Nuestras bases están fundadas en nuestros abuelos, quienes también se escaparon de UN HOLOCAUSTO nazi. Nuestros antepasados fueron sometidos al hambre. Al más atroz y terrible hambre.

 

Debemos aclarar que eso no pasa eso en Gaza, como consecuencia de las acciones militares del ejército israelí.

 

Señores del mundo, ¡despierten! ¿Cuántas veces debemos mostrar a través de las redes sociales cómo el grupo terrorista Hamás roba comida y remedios a su propia población? No es el ejército israelí quien lo hace. Es Hamás.  ¿Con qué derecho el mundo a través de sus líderes políticos juzga al Estado de Israel por ejercer el derecho de defensa a través de su ejército? Defenderse no es cometer holocausto como quieren hacer creer al mundo.

 

Si, los ciudadanos gazatíes no pueden salir de los lugares en los cuales están siendo secuestrados, de la misma manera que los rehenes israelíes, tampoco pueden salir, y ello no es por culpa del Ejército israelí. Es por culpa de un grupo terrorista, antisemita e inhumano como Hamás.

 

Entonces… ¿a quién realmente estamos acusando de cometer un holocausto?

 

Y quisiera saber si alguno de todos estos Grandes líderes políticos, además de acusar al Estado israelí de cometer un supuesto Genocidio, alguna vez se detuvieron a pensar, ¿por qué el ejército israelí está bombardeando Gaza? No, me imagino que si lo piensan, les importa muy poco. La verdad, es que el ejército israelí no sólo está defendiendo a sus ciudadanos, sino también está intentando recuperar a 134 personas, seres humanos, que fueron brutalmente arrancados de sus hogares el 7 de octubre de 2023.

 

Creo que hay un definida intencionalidad de antisemitismo cuando vemos las manifestaciones de gente que pide de manera sumamente agresiva "liberen a Palestina"

 

¿De quién quieren liberar a Palestina? ¿Del ejército israelí o de los que realmente ejercen su yugo que es el grupo terrorista Hamas?

 

Entonces ¿quién es quién realmente?

43 visualizaciones0 comentarios

Comments


The End of the Gentleman’s Agreement
From the Archives: Palestinians Cheer Carnage
The brutal syllogism of this war is a deathtrap for Israel
Israel’s Double-Edged Sword (Part III) - If Not Iron Dome, What?
En El Mediterráneo
Lágrimas de Shabat. Guerra de Fútbol
"One Simple Question" Revisited
Israel’s Double-Edged Sword (Part II). Military Tactic / Media Strategy.
¡¿En serio, marica?!
Why Israel should NOT have a “day after plan” for Gaza
Iron Dome: Israel’s Double-Edged Sword (Part I)
La fuerza de la Unidad: Lecciones de la Parasha Behaloteja
comente

Comentarios

Últimas publicaciones