X Congreso Estudiantil sobre la Shoa. Mi compromiso con su difusión.


Por Lilly Mizrachi Rozen, Cali.

Mi nombre es Lilly Mizrachi Rozen. Nací y viví en Cali donde tuve una maravillosa infancia, juventud y madurez junto a mi familia. Al casarme, me mudé a Barranquilla que ha sido mi patria chica y en dónde me realicé como mujer, madre, maestra y hoy, como abuela. Convertirme en morá, profesora de Estudios Judaicos, hace más de 35 años ha sido una de las decisiones más maravillosas que he tomado en mi vida profesional y personal, permitiéndome convertirme en un ser humano muy sensible ante el sufrimiento de aquellos que padecen o han padecido. Poder tocar y, posiblemente, cambiar positivamente la vida de jóvenes y de los no tan jóvenes, a través de la reflexión sobre el Holocausto o Shoá (1) ha sido muy enriquecedor para mí. Además, por medio del análisis de este hecho histórico, también ha sido importante entender las lesiones que causó y aún causa hoy a los afectados, como son la discriminación, el racismo y la xenofobia en la humanidad.

Espero poder cerrar mi gestión, como docente y como ser humano, dejando como legado la información y forma de transmitir este tema que no solo cambia la vida de quien lo estudia, sino que cambia su entorno al respetar las opiniones y diferencias de quienes lo rodean

En primer lugar, tengo que agradecer al rabino Daniel Karpuj quien vio en mi persona ese potencial hace muchos años al invitarme a capacitarme, para después volcar todos mis conocimientos y experiencias en los alumnos, padres, maestros y demás miembros del Colegio Hebreo Unión y en los diferentes espacios en Colombia y en la ciudad de Barranquilla donde me han invitado. Creo sinceramente que el escuchar, conocer y aprender sobre la Shoá cambia la vida de los seres humanos. Esto enseña a respetar al prójimo en su diferencia, hace que se generen maravillosas transformaciones en su actuar y en su pensar. Es importante anotar que cada persona tiene el derecho de ser única, especial, y esta diferencia se debe considerar una cualidad extraordinaria, un plus, para todos aquellos que lo conozcan, escuchen y quieran aprender de ella.


Durante este proceso, tuve el privilegio de conocer a sobrevivientes, escuchar testimonios de primera mano, verlos hacer grandes esfuerzos por contar esos difíciles momentos en que sus vidas dieron un vuelco de 360º al perder sus nacionalidades, hogares, padres y familiares, y no entendiendo las razones que hubo para que él o ella hubiera sufrido para lograr sobrevivir, mientras que sus hermanos, y demás semejantes, no lo hubieran logrado. He viajado para ver de primera fuente lo sucedido y he acompañado a mis alumnos y amigos a conocer campos de exterminio y matanzas en Polonia, República Checa, Bielorusia, Alemania, Ucrania, Letonia y Lituania y creo sinceramente que somos unos los que llegamos, vemos, visitamos esos lugares, impregnados de historias y escuchamos lo que sucedió en ellos, y somos otros somos los que salimos de ahí para regresar a nuestra cotidianidad.


Por mencionar algunas de las experiencias más difíciles para mí y mis estudiantes, están las visitas a los bosques en Europa Oriental (Polonia, Ucrania, Estonia) en donde hemos encontrado fosas comunes y lugares de matanzas masivas. Aún hoy, después de ver, oír, y estudiar sobre este tema, no encuentro razones válidas para el asesinato masivo de seres humanos inocentes, comunes y corrientes, que fueron eliminados por ser diferentes. No existe justificación alguna para estos actos.


Lo más triste es que hubo millones de testigos pasivos que no intervinieron, no dijeron nada, miraron hacia el otro lado y siguieron su camino como si nada hubiera estado ocurriendo. Nuestro compromiso como educadores es enseñar a nuestros alumnos a participar, a no dejar que hechos como este vuelvan a ocurrir, ¡a nadie! Hoy es el vecino, pero mañana puedes ser tú la víctima. En mi opinión, sería maravilloso que en Colombia, todos los estudiantes tuvieran la oportunidad de conocer, así fuera en un solo módulo, sobre el tema de la Shoá, para no solo adquirir herramientas que les enseñen a transformar la adversidad, sino para reconocer y respaldar las democracias, para poder tener la capacidad de distinguir las maravillas de las diferencias entre nosotros, para desarrollar un pensamiento crítico y así evitar ser manipulado intelectual y socialmente por discursos y acciones que solo promueven el odio.


Pensando en involucrar en este aprendizaje a muchos jóvenes y profesores, hace unos quince años y con la ayuda y apoyo incondicional de todo el Colegio Hebreo Unión de Barranquilla, comenzamos a realizar los Congresos Estudiantiles sobre la Shoá. Este año, en octubre, realizaremos el X Congreso y el tema escogido es la Resiliencia. En estos congresos, los estudiantes de los colegios invitados participan activamente en talleres, después de haber investigado y aprendido sobre el tema escogido. Gran alegría y satisfacción siento de haber hecho parte en la educación de nuestra juventud y de ofrecer a los profesores asistentes una beca, cada año, para asistir a la Escuela de Estudios del Holocausto en Yad Vashem, el Museo del Holocausto en Israel, dónde se capacitan para enseñar a las nuevas generaciones sobre estos temas y sus dilemas éticos.

Espero poder cerrar mi gestión, como docente y como ser humano, dejando como legado la información y forma de transmitir este tema que no solo cambia la vida de quien lo estudia, sino que cambia su entorno al respetar las opiniones y diferencias de quienes lo rodean. Agradezco a D´os primero, a mi familia, al Colegio Hebreo Unión y todos mis amigos y conocidos que me han acompañado, ayudado y respaldado en esta maravillosa gestión.

(1) Shoa: (Hecatombe) Nombre con el que se conoce el Holocausto judío durante la Segunda Guerra Mundial, el asesinato masivo de judíos, minorías étnicas y civiles dentro de la Segunda Guerra Mundial

Lilly Mizrachi-Rozen. Caleña de nacimiento, pero Barranquillera de corazón. Directora del Departamento Judaico del Colegio Hebreo Unión y profesora de Historia Judía. Coordinadora del Congreso Estudiantil sobre la Shoá que se realiza regularmente.



#shoa #resiliencia #auschwitz #holocausto #yadvashem

243 vistas
Economía de la crisis: Economía Post-cierres
BDS: Aquel dolorcito de cabeza
Deportado injustamente
Videoconferencia: Vidas Pasadas, Reencarnación e Hipnoterapia
¿Qué le Pasó a Nuestro Planeta?
¿Puede la Marihuana ser Kosher? ¿How "Chai" are You?
El hombre en Damasco
Prologo al segundo libro de mi amigo Leon Hochman - Dromomaniando II
Video. La lucha antiterrorista en Perú y las enseñanzas para Colombia - Alm. Giampietri
ZOOM - Bari Weiss (ex-New York Times) y cómo combatir el odio. Hoy lunes 12, a las 7:30pm
Del mito de La Creación a la astrofísica
Videoconferencia. Corrie ten Boon, una Justa entre las Naciones

Artículos por categoría

Artículos por fecha

 

Comentarios

Últimas publicaciones

Radanita (en hebreo, Radhani, רדהני) es el nombre dado a los viajeros y mercaderes judíos que dominaron el comercio entre cristianos y musulmanes entre los siglos VII al XI. La red comercial cubría la mayor parte de Europa, África del Norte, Cercano Oriente, Asia Central, parte de la India y de China. Trascendiendo en el tiempo y el espacio, los radanitas sirvieron de puente cultural entre mundos en conflicto donde pudieron moverse con facilidad, pero fueron criticados por muchos.

Todos los derechos reservados @valijadeapocrifos.com