Alex Saab ¿La revancha luego del caso Mackled?

Por: Miguel Andrés Fierro Pinto.

Luego de casi una década del amargo sabor de boca que nos dejó nuestro Nobel de la paz con el caso del narcotraficante Walid Mackled, al extraditarlo al régimen de Hugo Chávez y no a los Estados Unidos, hoy la historia se repite con el caso del colombiano Alex Saab. Sin duda alguna, en aquella ocasión se perdió una oportunidad de oro, cuando el confeso narcotraficante de origen sirio estaba dispuesto a revelar secretos de los negocios ilícitos con empresas del vecindario. La presión diplomática que elevó Estados Unidos y la oposición en Colombia a Juan Manuel Santos para no extraditarlo a Venezuela, no fue poca. Sin embargo, el entonces mandatario ponderó pintarle una sonrisa a su nuevo mejor amigo y no ser consecuente ni cooperar con nuestro mayor socio comercial y de cooperación no sólo militar, sino judicial, tal cual como lo ha sido Estados Unidos.




En caso de que prospere la extradición de Alex Saab, como debe ser, esperamos ante todo que no lo suiciden antes de embarcar en el respectivo vuelo de la DEA.

Un universo de información se perdió con esa pésima decisión de Santos y otra hubiera sido la historia, otro gallo hubiera cantado y los últimos días de Chávez no hubieran sido tan dulces en compañía de sus hijas y la otrora momia insepulta de Fidel Castro en La Habana.


No es extraño y muchas explicaciones habrá del por qué Venezuela en tiempos del Socialismo del Siglo XXI, pasó a liderar el origen de las principales rutas del narcotráfico hacia los Estados Unidos y Europa. Es tanto lo que se puede escribir sobre el narco régimen en Venezuela, que de allá se supo sobre el Cártel de los Soles, aquella temible estructura de crimen organizado dedicada a amasar fortunas, usando el camuflado oficial. Nombres como el entonces ministro de la Defensa del régimen, el general Henry Rangel uno de los principales líderes de esa temible organización y quien ahora funge como gobernador del estado de Trujillo.


No han sido pocos los intentos que ha tenido los Estados Unidos en capturar, por medio de la extradición, a altos cabecillas del régimen por temas relacionados al narcotráfico. Pero lastimosamente, esos intentos se han truncado, unos por la complicidad del Nobel de paz colombiano, como la ya lo mencionamos y otros, por complicidad de otras autoridades internacionales que sin saber por qué le profesan un profundo respeto o temor al régimen usurpador que despacha desde Miraflores. Así fue el caso del reino de los Países Bajos que impidieron la extradición del general Hugo “el pollo” Carvajal en 2014. En el mismo sentido y con el mismo sujeto que cambia de piel de acuerdo a las circunstancias políticas (pues Carvajal, reconoció a Guaidó como presidente encargado), en España de manera absurda le dieron prisión domiciliaria, mientras se resolvía su extradición a EE.UU. y como era previsible, el camaleón se escapó de la jaula y se perdió otra oportunidad de someter a un pez gordo para revelar secretos, rutas e información de aquel país que pasó a liderar la pole position en la lista Clinton, desplazando a Colombia.


Ahora, se presenta a la orden del día otra oportunidad de oro, con la solicitud del país norteamericano de extraditar al multiciudadano Alex Saab, quien funge como delegado especial del régimen y quien fuera capturado hace unas semanas en un país, en una isla que parecía no existir en el mapa: Cabo Verde.


Saab, de origen libanés, empresario de crecimiento con maña exponencial, aquel quien tomó el negocio de las cajas clap, para dar alimentos de la peor calidad al mayor precio para la población vulnerable en Venezuela y quien tomó una de las fases del negocio de “misión vivienda”, para construir casas que son más ratoneras a mayor costo, también compartió recinto de honor junto con Santos en Miraflores, de ello hay registro de fotos y videos, a lo que el expresidente colombiano salió a decir que fue una reunión casual y que no lo conocía de antes.


Yo le puedo llegar a creer a Santos, pero ¿se imaginan si en esa reunión en lugar del entonces presidente hubiera estado su antecesor? ¿se imaginan cómo un sector de la opinión hubiera depredado a Álvaro Uribe por estar en el lugar que estuvo Santos? Bueno, en Colombia hay más doble moral que coronavirus y sino pues quienes hicieron oposición mediática a Arturo Char para ocupar la presidencia del Senado, nada manifestaron sobre quien llega a ocupar la segunda vicepresidencia de esa corporación, Sandra Ramírez esposa de Tirofijo, máximo cabecilla de las FARC, nada señalaron de su negro y temible pasado criminal y deshonra a las víctimas.


Volviendo a Cabo Verde, en donde en estos días se resuelve una impugnación a una primera decisión de dar vía libre a la extradición de Saab a los Estados Unidos, también le quedaría un recurso de amparo, que busca la defensa de agencia oficiosa que ejerce la diplomacia de la usurpación del poder en Venezuela. Se dice que el nefasto exjuez español Baltazar Garzón (quien estuvo por acá contratado por el Gobierno anterior, pese a que fue destituido en su país por prevaricar), ha sido contratado por Miraflores para la defensa del testaferro de Maduro y compañía, pero no ha entrado en acción por la convalecencia que tiene a razón de la COVID-19. Sin embargo, esas estrategias de dilación por parte del régimen, no son más que artimañas para dar espacio al exadministrador de justicia español.


La experiencia nos indica que si algo va a ser asesorado por Baltazar Garzón, va mal. Si alguien va a ser defendido por este personaje que escribe con su pluma la narrativa de la subversión del derecho, lo más probable es que sea más malo que la carne de burro. El caso Saab, lo confirma.


Ojalá en lo que queda, Cabo Verde no ablande y recuerde que el régimen de Maduro no goza de legitimidad ni reconocimiento internacional, que el propio presidente estadounidense Donald Trump junto con la Unión Europea, el Reino Unido, Israel y otros más de 50 países reconocen al líder opositor Juan Guaidó como el presidente interino de la República de Venezuela y que Saab es un testaferro incurso en enriquecimiento ilícito quien debe dar muchas explicaciones a la justicia norteamericana.


En caso de que prospere la extradición de Alex Saab, como debe ser, esperamos ante todo que no lo suiciden antes de embarcar en el respectivo vuelo de la DEA.


Miguel Andrés Fierro Pinto. Abogado, politólogo, analista político en medios de comunicación nacionales e internacionales. Ha sido activista en la lucha contra el terrorismo, en defensa de la libertad. Se ha desempeñado como observador electoral en distintos países. Conferencista internacional. @miguelfierrop





#saab #mackled #chavez #dea #guaido #trump

237 vistas
Economía de la crisis: Economía Post-cierres
BDS: Aquel dolorcito de cabeza
Deportado injustamente
Videoconferencia: Vidas Pasadas, Reencarnación e Hipnoterapia
¿Qué le Pasó a Nuestro Planeta?
¿Puede la Marihuana ser Kosher? ¿How "Chai" are You?
El hombre en Damasco
Prologo al segundo libro de mi amigo Leon Hochman - Dromomaniando II
Video. La lucha antiterrorista en Perú y las enseñanzas para Colombia - Alm. Giampietri
ZOOM - Bari Weiss (ex-New York Times) y cómo combatir el odio. Hoy lunes 12, a las 7:30pm
Del mito de La Creación a la astrofísica
Videoconferencia. Corrie ten Boon, una Justa entre las Naciones

Artículos por categoría

Artículos por fecha

 

Comentarios

Últimas publicaciones

Radanita (en hebreo, Radhani, רדהני) es el nombre dado a los viajeros y mercaderes judíos que dominaron el comercio entre cristianos y musulmanes entre los siglos VII al XI. La red comercial cubría la mayor parte de Europa, África del Norte, Cercano Oriente, Asia Central, parte de la India y de China. Trascendiendo en el tiempo y el espacio, los radanitas sirvieron de puente cultural entre mundos en conflicto donde pudieron moverse con facilidad, pero fueron criticados por muchos.

Todos los derechos reservados @valijadeapocrifos.com