Carta de Excombatientes de Organizaciones Insurgentes (ELN-ERP-EPL-ERG) y Autodefensas al Gobierno




Bogotá, D.C, agosto 31 del 2022


CARTA DE EXCOMBATIENTES DE ORGANIZACIONES INSURGENTES DE LAS GUERRILLAS (ELN-ERP-EPL-ERG) Y AUTODEFENSAS AL GOBIERNO NACIONAL.




Al Señor Presidente

Dr. GUSTAVO PETRO URREGO


Dr. DANILO RUEDA

Alto Comisionado para la Paz



“La Paz Total” es el más grande de los propósitos nacionales que gobierno alguno se haya planteado, porque implica hacer la paz simultáneamente con todos los actores generadores de violencia, para cubrir todos los territorios con una fuerte presencia del Estado, para que allí en los territorios del conflicto armado y las violencias se genere bienestar y progreso para todos.


Nosotros, excombatientes de Autodefensas y exguerrilleros de las insurgencias ELN, ERP, ERG, EPL; postulados a la Ley 975 de 2005 asumimos como propia la Paz Total y nos sumamos a este propósito nacional, porque consideramos que en nuestra condición de excombatientes y como ciudadanos, es un deber ayudar con nuestra experiencia y esfuerzo al logro de tan magna tarea.


Por tal razón, conscientes que la paz es un derecho ciudadano y para lograrlo se hace necesario alinear muchas acciones en lo jurídico y social, para que los esfuerzos del Estado y sus instituciones, vayan en la dirección del bien común de la paz, y no disten del interés de los ex actores armados y víctimas en la justa búsqueda en pro de la reconciliación y de la verdadera reinserción a la sociedad que al final hacen parte de los grandes objetivos que se persiguen con las políticas del gobierno nacional.



En tal razón, nos permitimos formular las siguientes consideraciones y propuestas:


Los abajo firmantes de esta misiva, depusimos las armas y todo ánimo violento en procesos colectivos de acatamiento a la ley y al Estado social y de derecho, porque creímos y lo seguimos creyendo que ese es el camino para poner fin a la saga secular de violencias en nuestro país, y contribuir a abrir caminos a la tan anhelada paz; que nos enrute por la senda de la civilidad, de la ampliación de la democracia y el acceso pleno a derechos para todos los ciudadanos por igual.


Bajamos las armas y nos pusimos en manos del Estado para ponernos a “paz y salvo”, lo hemos hecho de corazón y con gran convicción, hemos puesto nuestras caras a la justicia y a las víctimas, hemos contribuido con denuedo en la reconciliación y en la generación del perdón que todos nos debemos, unos a otros, nos esforzamos contra viento y marea para la reintegración y la normalización de nuestras vidas; hemos purgado largas condenas con privación de la libertad, la mayoría por más de 15 años; sin embargo todos estos esfuerzos parece naufragar ante la desidia de la justicia, que reproduce situaciones de ignominia, ya sea por la omisión del Estado, ya porque la Ley que nos ha juzgado y nos mantiene sometidos ya está legalmente extinta, porque fue diseñada para un periodo de quince años ya caducados, o porque nuestra suerte poco les ha importado a los gobiernos anteriores.


Creemos que, en el marco de la Paz Total, deben ser revisados los acuerdos y pactos de paz firmados anteriormente, para evaluar y ponerlos a tono con el nuevo espíritu de hacer de Colombia una Potencia Mundial de la Vida, porque no se concibe que se proteja la vida mientras se vulneran derechos.


Nuestro reclamo es justo y debería ser escuchado.



Observaciones y propuestas


Incumplimiento en asesoría y acompañamiento permanente en los procesos de reintegración y reincorporación por parte del estado.


Los excombatientes postulados a la ley 975 de 2005: se nos incumplió en una verdadera reintegración y reincorporación acordado en el proceso de Paz con el estado, fuimos desterrados de nuestra zona y familia, no tenemos acceso a una vivienda digna, a un empleo digno, a estudios superiores para el desmovilizado y sus hijos, estamos vetados ante la banca nacional, debido a esto no se tiene el acceso a créditos, lo que nos impide acceder a la creación de empresas y la libre asociación en cooperativas que puedan generar empleo para mejorar la calidad de vida de los excombatientes, sus familias y las mismas comunidades.



Dejamos las armas buscando cuatro seguridades:


Esta seguridad, hoy no la tenemos; vivimos en medio de la zozobra y precariedad de nuestras vidas. A la fecha han sido asesinados 4902 excombatientes de las Autodefensas y Guerrillas, (estadística dada por la ARN) lo cual ha generado que cientos de excombatientes vuelvan a las armas a formar parte de nuevos grupos por el mismo incumplimiento del estado de lo acordado en los procesos de Paz.


a. Que la vida y la integridad personal sea asegurada por el Estado. Esta garantía se extiende a nuestras familias.


b. Que seamos juzgados en los términos que estipula la ley y el derecho, en el marco de la construcción de Paz.


c. Que podamos incorporarnos a actividades económicas de las cuales podamos sobrevivir con autonomía.


d. Que podamos acceder a plenos derechos políticos como los de elegir y ser elegidos, y participar en las decisiones políticas al igual que todos los ciudadanos


Tribunal de Cierre.


Los postulados de la ley 975 de 2005 debemos rendir cuentas no solo en esta Jurisdicción Transicional, sino también en la Justicia Ordinaria donde nos vemos avocados a estar respondiendo por los mismos hechos ante dos autoridades diferentes.


a. Solicitamos que la Ley 975 de 2005 o Ley de Justicia y Paz se convierta en tribunal de cierre o ley de punto final que nos otorgue libertad plena, (extinción de la pena) con igualdad de condiciones ante la ley, derechos y deberes como excombatientes acogidos a un proceso de paz, el cual hemos cumplido a cabalidad


b. Proponemos también: la articulación de las dos leyes transicionales (Justicia y Paz y Jep) para aquellos excombatientes que NO fueron acogidos a esta ley o que fueron excluidos de la misma, para que sean admitidos a este sistema integral de verdad, Justicia, Reparación y garantías de no repetición, para satisfacer los derechos de las víctimas.



Acceso a la tierra y vivienda digna.


Los excombatientes postulados a la Ley 975 de 2005 solicitamos acceso a una vivienda digna, acceso a la tierra y a proyectos productivos, mediante la reforma agraria planteada por el gobierno. Somos de extracción campesina, cultivadores por cultura y vocación, pedimos ser beneficiados de la reforma agraria del gobierno para establecer nuestro plan de vida en las zonas rurales de donde fuimos desterrados. Esto puede hacerse en el marco de la implementación del punto 1 del Acuerdo Final de Paz, firmado en el Teatro Colón el 24 de noviembre de 2016.



Visibilizar en el exterior procesos de paz, para conseguir el apoyo de la comunidad internacional.


Solicitamos al gobierno nacional a considerar esta propuesta: /independiente política-económicamente de los excombatientes de Guerrillas, Autodefensas y del mismo gobierno/, posiblemente también con representantes de ambos grupos privados de la libertad. Para realizar /en conjunto con víctimas del conflicto/, una gira por varios países de Europa, relevantes para Colombia, para dar a conocer los procesos de Paz y solicitar el acompañamiento de la comunidad internacional, a través entre otros, de la Fundación holandesa “Apoyo Reconciliación Colombia”, lo cual sería un aporte importante para consolidar el anhelado éxito de la política de paz del nuevo gobierno de Gustavo Petro.


Solicitamos al gobierno nacional mediante los portadores de esta misiva, para que se nos escuche por vía del señor comisionado para la Paz y se puedan dar las acciones para superar estos escollos que no han permitido una verdadera reinserción y reincorporación de los excombatientes a la vida productiva de la nación y a la verdadera reinserción a la sociedad.



Firman:

Excombatientes Insurgentes de las Guerrillas ELN, ERP, ERG y EPL postulados a la ley 975 de 2005:

ALEJANDRO SEGUNDO GONZÁLEZ OLIVERA (ELN)

LUIS CARLOS ESPITIA BOBADILLA (ERP)

WILMER RODRÍGUEZ VANEGAS (ELN-ERP)

WILSON PIMIENTA GARCÍA (ELN)

JAVIER ALBERTO PEREZ TORRES (ELN)

MANUEL VELEÑO JARAMILLO (ELN)

JOINER DE DIOS VILLALBA FLORES (ELN)