El Cementerio Sefaradita de Altona (Hamburgo), Patrimonio UNESCO de la Humanidad




De Casseres, Fidanque, Bemveniste, Fonceca, De Lemos, García de los Reyes, Rodriguez Mendez, Levi Ximenez Pereira… estos son algunos de los apellidos que se pueden encontrar inscritos en las lápidas de Altona. Haber visto estas tumbas en esas latitudes fue formidable.

En mi reciente visita, una inscripción en particular me llamó la atención, la del Ger Tzedek (converso), quien orgullosamente logró enterrarse como judío, reconocido así por su comunidad, a pesar de haber nacido halájicamente como goy.

La diáspora de marranos portugueses también llegó al puerto de Hamburgo en Alemania. Para finales del siglo XVI, unas 7 familias se habían afincado allá. Par décadas después ya contaban con tres comunidades y para 1652, unidos bajo la sombrilla de Kahal Kadosh Bet Israel, y junto con la comunidad Ashkenazi, sumaban 1200 almas, haciendo de Hamburgo la comunidad judía más numerosa de Alamania. La sección sefaradita del cementerio de Altona, fundada en 1611 y clausurada en 1869, ocupa aproximadamente una cuarta parte del lote de 2 hectáreas sobre la avenida Konigstrasse, a pocas cuadras del actual barrio rojo de la ciudad y cerca del puerto. La relevancia histórica de sus 1600 lápidas radica en su riqueza artística, muchas de ellas  decoradas con árboles de la vida, rosales, calaveras con fémures y anclas de barco (hubo piratas entre ellos, o prósperos comerciantes de azúcar con el caribe y Suramérica).  En mi reciente visita, una inscripción en particular me llamó la atención, la del Guer Tzedek (converso), quien orgullosamente logró enterrarse como judío, reconocido así por su comunidad, a pesar de haber nacido halájicamente como goy. Bilbiografíawww.unesco.org



69 vistas
Apócrifa Samaritana (Segunda Parte)
A 76 años de la finalización de la Segunda Guerra Mundial
Antisemitismo en Grupos Trumpistas. Una Breve Bibliografía
Video: Avatares de Mujeres Judías. Siempre a la Vanguardia. Con David A. Rosenthal.
El otro “Himno” de Israel, Yerushalayim shel Zahav, es una melodía vasca
Entrevista con el Dr. Ariel Gelblung, director del Centro Simon Wiesenthal para América Latina
Dinamarca: un país Justo de las Naciones
Apócrifa Samaritana (Primera Parte)
VIDEO: Odio y Desinformación en Internet. Un Nuevo Espacio Público. Con Tomás Lawrence (Chile)
¿Es benéfica la quimioterapia que aplicamos para tratar el antisemitismo?
Armenia, o la curiosa historia judía de un país sin judíos
El último shtetl que queda en el mundo

Artículos por categoría

Artículos por fecha

 

Comentarios

Últimas publicaciones