Entrevista con el Embajador de Israel en Colombia Christian Cantor


Embajador Christian Cantor, archivo de la Embajada de Israel en Colombia




David A. Rosenthal: Las relaciones entre Israel y Colombia en ¿Qué estado se encuentran y qué implica la firma del TLC Colombia-Israel?

Embajador Christian Cantor: Las relaciones entre Israel y Colombia, siempre fueron relaciones muy sólidas, durante muchos años ha sido así. Hay una actitud muy pro israelí. Son muchas las razones; como, culturales e históricas, además, de los acontecimientos que a lo largo del tiempo han acontecido a las dos naciones en conjunto. Y, ahora estas relaciones son más sólidas que nunca.


Tuvimos una pequeña crisis, cuando el ex presidente Juan Manuel Santos, reconoció a último momento a La Autoridad Palestina. El problema de este suceso, fue la forma en como se ejecutó. Fue una decisión tomada con prisa, de un día para otro y que no fue transparente. Además, dejo la responsabilidad y eventuales consecuencias en manos del siguiente gobierno. Claro está, que respetamos las decisiones de cada gobierno en su política exterior; pero, falto un dialogo abierto y mayor honestidad, teniendo en cuenta que Israel y Colombia son naciones amigas.

Esta última decisión del gobierno anterior, tuvo como consecuencia una crisis. Así que, en este ultimo año, hemos estado manejando esta tensión que se originó. Mi papel en este tiempo, ha sido el de tomar esta relación que ha pasado por un momento de crisis, y revertir esto para que esa chispa que estaba perdida entre ellos se vuelva avivar. En consecuencia, hemos logrado evidenciar ese valor agregado de cada país y la importancia que esto tiene, tanto para Colombia como para Israel.


Hoy estamos en una excelente etapa de las relaciones entre Jerusalén y Bogotá. Las políticas coinciden unas con otras. Tenemos prácticamente las mismas preocupaciones y los mismos ideales, como, seguridad, desarrollo y tecnología. Asimismo, tenemos la esperanza de que las relaciones seguirán un curso muy positivo.


Sobre el TLC, la economía israelí y colombiana son complementarias, dada la naturaleza de cada una. Israel no tiene en principio intereses en exportar productos agrícolas, como piña o aguacate, mas si, exportar tecnología y servicios. Pero, la idea es la de “importar exportadores”, es decir, que las empresas, servicios, personas, tecnologías y demás, que hay en Israel, puedan aportar a sus pares colombianos en el sentido de maximizar la producción, bajar los costos de las mismas y mejorar su calidad, con el fin de exportarlos a otros mercados.


La raison d'être de estas relaciones económicas, es que nosotros tenemos la capacidad de exportar a Colombia, aquella tecnología y servicios que tienen la capacidad de mejorar la productividad y la competitividad de los productos y servicios colombianos dirigidos a terceras economías. Por ejemplo, si un agricultor colombiano puede a través de tecnología de riego israelí, crear mejores aguacates con menos costos, de mejor calidad y con un precio final más bajo en los mercados internacionales, va a competir mejor con aguacates de otros lugares que se exportan a los Estados Unidos.


Por otra parte, a nosotros nos interesan mucho los productos colombianos (que deben pasar por un proceso fitosanitario muy serio) y que ya estamos impulsando con los empresarios colombianos e israelíes y las autoridades correspondientes para lograr este fin.


Ahora bien, en Colombia se está hablando de nearshoring, que consiste en producir aquellos productos y crear operaciones con el fin de exportar a mercados cercanos, principalmente a Estados Unidos, la Unión Europea y Asia. Además, buscamos crear cooperaciones muy interesantes entre las startups, los inversionistas y los emprendedores tanto israelíes como colombianos, en una forma que permita encontrar esa sinergia entre los productos y servicios -tecnológicos y digitales- que las dos naciones están creando. En este sentido hablamos de dos economías complementarias.


D.A.R: ¿Por qué este TLC colombo-israelí es como un Rolls Royce?

E. C.C: Según los expertos es un acuerdo muy avanzado, como un 4.0 -la nueva generación de los acuerdos comerciales-. Ya que: por lo general, los TLC tienen un apartado sobre la eliminación de aranceles; así como, en cuales productos, en qué porcentaje se hará y a lo largo de cuanto tiempo. Esto es la idea principal de un Tratado de Libre Comercio.


“El TLC de Colombia con Israel, es el tratado de este tipo más avanzado que Israel ha firmado hasta el momento”. Aparte del capítulo de aranceles; se encuentra uno sobre la protección de inversiones y otro de compras públicas, que siempre es como un Santo Grial de cada país. Lo que supone que, una empresa colombiana podría acceder a las licitaciones públicas de Israel, así como una empresa israelí en Colombia.


La idea principal del TLC es facilitar estos procesos desde la parte institucional, pues somos sector Gobierno. Creamos los marcos legales posibles para que el sector privado pueda interactuar. Nuestra labor es la de mediar donde hay limitaciones para que las relaciones se den de una manera muc