La tutela contra Duque: Censura a la fe



Por: Miguel Andrés Fierro Pinto.

Definitivamente, los efectos del confinamiento a causa de la pandemia por el COVID-19 ha causado el neuroestrés y la falta de oficio, en los que el comportamiento y la conducta humana se ven alterados hasta llegar a ocasionar problemas de convivencia en el hogar, en el vecindario, entre otros asuntos o hasta generar el uso de la violencia en algunos casos. Pero en esta ocasión me centraré en uno de esos males que afecta a los humanos y ha hecho que precisamente ese mal se esté elevando de manera exponencial en quienes no tienen en qué ocupar su mente: La falta de oficio, que tal vez exhorta a muchos y como dirían las abuelas “a fregarle la vida a los demás”.


...ese mal se esté elevando de manera exponencial en quienes no tienen en qué ocupar su mente: La falta de oficio, que tal vez exhorta a muchos y como dirían las abuelas “a fregarle la vida a los demás”.

Ello ocurre con alta intensidad contra el presidente de la República, Iván Duque, al prohibirle nombrar a la Virgen de Chiquinquirá en su cuenta oficial y personal de Twitter, ya que el mandatario es un creyente católico y devoto a la Virgen. Todo porque un abogado ansioso y sediento de protagonismo, no tanto en el mundo jurídico sino en la opinión pública, quiso lanzarle un dardo al jefe de Estado con una TUTELA al indignarse porque nombra a la Virgen, a la cual el presidente le pide que proteja y ayude al país reconociendo que hace 101 años se reconoció como Patrona de Colombia.


Respetando las libertades religiosas de nuestro país y en clara expresión de mi fe, hoy celebramos los 101 años del reconocimiento a nuestra Virgen de Chiquinquirá como Patrona de Colombia. Todos los días en profunda oración le doy gracias y le pido por nuestro país”, menciona el tuit.


Ante lo que escribió Duque y por la tutela interpuesta en la que aduce que le violaron sus derechos fundamentales al referirse que el presidente no debe mencionar su credo al ser el mandatario de los colombianos ni imponer su fe en un país que es laico, tristemente el Tribunal Superior de Cali, en primera instancia, tuteló el supuesto derecho vulnerado de aquel abogado que no merece mención en estas líneas ni tampoco trascendencia.


Sin más ni menos el Tribunal le ordena al presidente de la República no exaltar a la Virgen de Chiquinquirá en su cuenta de Twitter, para no vulnerar derechos fundamentales de quienes no profesan la fe católica.


Sin duda alguna, la tutela posee pretensiones y exhortos que superan la ficción y lo absurdo. Primero, la cuenta de Twitter @IvanDuque es la cuenta oficial de quien fue electo presidente para el periodo constitucional 2018-2022, la cual fue creada desde antes de ser jefe de Estado y senador de la República, en pleno ejercicio de su condición de ciudadano la cual no ha perdido por ejercer la máxima magistratura del Estado. Es su cuenta personal, donde informa lo que a bien tiene, que por supuesto dada su actual condición, el mayor número de tuits corresponde a la gestión del gobierno que preside. El día que Iván Duque deje su trono en la Casa de Nariño, ese día se llevará consigo su cuenta de Twitter y trinará acerca de lo que quiera pues estamos en un Estado Social de Derecho en donde hay libertad de expresión, o pareciera que ese derecho solo figura legalmente para unos cuantos, pero para el mandatario no.


Segundo, la cuenta de Duque no es un bien público del Estado y no le pertenece a la institucionalidad, lo que sí ocurre con la cuenta @InfoPresidencia, la cual está asociada no con la persona que ejerce la Presidencia de la República, sino con la pura institucionalidad y ningún expresidente hace ni podría hacer uso de la misma. De hecho, hoy día no es Iván Duque quien hace uso en primera persona de la cuenta @InfoPresidencia sino un equipo de asesores y community managers.


Uno de los avances que tuvo la Constitución de 1991 fue precisamente el erradicar en su texto a la religión católica como credo oficial en Colombia. El declarar inexequible el concordato con la Santa Sede, fue en comunión con ello, dada una realidad política, social y económica derivada de la creciente libertad de cultos que proliferan luego de la expedición de la mencionada carta magna.

Tercero, es cierto que uno de los avances que tuvo la Constitución de 1991 fue precisamente el erradicar en su texto a la religión católica como credo oficial en Colombia. El declarar inexequible el concordato con la Santa Sede, fue en comunión con ello, dada una realidad política, social y económica derivada de la creciente libertad de cultos que proliferan luego de la expedición de la mencionada carta magna.


La misma constitución reconoce derechos a la ciudadanía, al libre desarrollo de la personalidad y en ningún aparte se le pone límites, prohibiciones ni suspensión a un jefe de Estado de profesar su fe, acudir a sus actos religiosos y consagrarse públicamente en el marco de su credo e investidura

Sin embargo, en el texto constitucional, concretamente en su preámbulo se invoca la protección de Dios. La misma constitución reconoce derechos a la ciudadanía, al libre desarrollo de la personalidad y en ningún aparte se le pone límites, prohibiciones ni suspensión a un jefe de Estado de profesar su fe, acudir a sus actos religiosos y consagrarse públicamente en el marco de su credo e investidura. Y es precisamente que profesión de fe y ejercicio del servicio público en la máxima magistratura del Estado están considerados como inhabilidad para ser y ejercer la presidencia de la República.


Cuarto, que ahora el abogado accionante se sienta vulnerado en sus derechos por el trino publicado por el presidente el pasado 9 de julio, no sabemos si endilgar esto al país del realismo mágico pues bajo esa lógica de los argumentos de la tutela no podremos volver a decir “el país del Sagrado Corazón” para referirnos a ciertas metáforas, como tampoco pedirle a la Virgen o en el Dios que usted crea que lo proteja o proteja el país, o seguramente los camioneros jamás podrán volver a celebrar o salir en caravanas por las carreteras del país festejando el día de la Virgen del Carmen, porque sino ya está imponiendo su fe por encima de los otros. Todo es totalmente absurdo y ridículo.


Bajo esa lógica, quien sea electo presidente no puede rezar, asistir a una misa ni hacer mención alguna a su fe. Y las cosas irían más allá, al entrar en revisionismos constitucionales de abogados sin oficio con afán de figurar junto con jueces y magistrados que hacen política con sus providencias judiciales. En consecuencia deberían quitar los feriados del calendario de cada año que correspondan a fiestas religiosas, incluyendo los jueves y viernes santos que tanto gustan a la rama judicial junto con el primer segundo feriado del año que hace referencia a la fiesta de reyes, las cuales empatan perfectamente en su vacancia judicial que para mucho es más vagancia que vacancia.


El trino del presidente Duque no es proselitismo religioso, es libre expresión de su fe. En ningún momento el primer mandatario de los colombianos está obligando a sus gobernados en profesar su propia fe. El jefe de Estado, desde su campaña presidencial, ha ejercido diálogos intereclesiales: se reunió con líderes de iglesias protestantes en el marco de sus cultos, con grupos apostólicos católicos y recientemente en la celebración del año nuevo 5780 del calendario judío, estuvo presente con una comunidad judía, saludando la fiesta del Rosh Hashaná. Eso es ser jefe de Estado al tener manifestaciones ecuménicas y garantizar la libertad de cultos.


Insistimos que ser jefe de Estado y profesar una fe en concreto no afecta a los gobernados cuando profesen una fe distinta. Vemos que en Inglaterra, la jefe de Estado es la reina Isabel II y también tiene la investidura de ser la gobernadora suprema de la iglesia anglicana, aún así en Inglaterra convergen anglicanos, protestantes, católicos, musulmanes, judíos, budistas etc., sin ser afectados por la profesión de fe de la reina ni del premier.


Ahora falta que ese mismo abogado desocupado u otro tinterillo se le ocurra interponer una tutela contra Duque por el trino que publicó en Twitter el 7 de diciembre de 2019, fecha en que América de Cali (equipo de fútbol colombiano del cual es confeso hincha el presidente), obtuvo su estrella 14 luego de 11 años sin ser campeón. Falta que digan que ese trino vulnera los derechos fundamentales causando daño irremediable de los hinchas del Deportivo Cali, Nacional, Millonarios, Santafe, Junior etc… Mejor no demos ideas.


#Duque #virgen #tutela #presidente #fierro

88 vistas
Entre Pinceles y Pinturas - Una historia para Kipur
Hotelería en tiempos de Coronavirus - Entrevista con Horizonte en Línea
En defensa de la solución de dos estados – la sabiduría de la obstinación
El Fruto Prohibido
"Genocidio"
Noaj en tiempos de Pandemia
Videoconferencia- El Edicto de Expulsión. Con David Rosenthal
El Universo Kafkiano de Franz
Frankistas o la perversión de la ética judía
La Política del Miedo
Una charla íntima y amena sobre la Adopción - Videoconferencia con Drs. Leventhal y Rosenberg
Bahrain: El pequeño secreto en el Golfo que hoy establece relaciones con Israel

Artículos por categoría

Artículos por fecha

 

Comentarios

Últimas publicaciones

Radanita (en hebreo, Radhani, רדהני) es el nombre dado a los viajeros y mercaderes judíos que dominaron el comercio entre cristianos y musulmanes entre los siglos VII al XI. La red comercial cubría la mayor parte de Europa, África del Norte, Cercano Oriente, Asia Central, parte de la India y de China. Trascendiendo en el tiempo y el espacio, los radanitas sirvieron de puente cultural entre mundos en conflicto donde pudieron moverse con facilidad, pero fueron criticados por muchos.

Todos los derechos reservados @valijadeapocrifos.com