top of page

Marranos en Colombia

Actualizado: 11 ago 2020

Por Paul Heller


Originario de Bogotá, Colombia, Paul Heller es hijo de sobrevivientes del Holocausto. Términó bachillerato en el Colegio Colombo Hebreo. Es barítono educado en Bel Canto y en Liturgia. Luego de unos años estudiando en Seminarios Rabinicos en Jerusalem, decidió que una vida en el ámbito religioso era lo suyo, no antes terminado en Colombia sus estudios de Odontología en la Universidad Javeriana y ejerciendo conjuntamente la posición de Cantor en la Asociación Israelita Montefiore y de Traductor oficial, vocación de familia.


Al ocupar púlpitos desde 1986 en Bogotá, Ecuador, Suecia, Medellín y actualmente en el Reino Unido, ha participado en festivales internacionales de música judía a ambos lados del Atlántico.


Paul a escrito en su blog www.kantorer.com sobre música, bioética y la dinámica entre Israel y el judaísmo en las comunidades donde ha vivido. Ha recorrido Europa dando conferencias sobre temas que le apasionan como es el origen del Ladino y de la música sinagogal y sus normativas. Es miembro internacional de la Asamblea de Cantores y de la Asociación de Cantores Europeos. Actualmente, pertenece a grupos de estudio de Mussar. Más sobre su actividad se puede leer y escuchar en su página de Internet www.cantorheller.com



Paul Heller, Londres, junio 22 de 2020

Mientras de paso por Medellín ejerciendo el púlpito como Líder espiritual (2011-2013) en la Comunidad Judía de Medellín (UIB) me interesé por el fascinante tema de los cripto-judíos o marranos, aquellos quienes llegaron a América del Sur desde el siglo XVI escapando de los tribunales de la Inquisición, y también comprender un proceso de acercamiento de aquellos que volvían a la fe judía, argumentando su descendencia.


Medellín ofrece más vida judía de la que uno esperaría en una ciudad con una pequeña comunidad judía con alrededor de 250 miembros activos con fuertes vínculos con el judaísmo tradicional, un club campestre, también tiene una próspera escuela judía que celebraba sus 65 años de existencia en 2011, uno de los mejores colegios del país siguiendo un modelo traído de Israel. Lo mismo es cierto para las principales ciudades de Col