top of page

Una Historia Contada a Cuatro Voces


Por Alejandro Gonzalez



Años de Niñez y Adolescencia

Nací en el año 1970 en un lugar inhóspito de los Montes de María al sudeste de la Costa Atlántica. Vengo de una familia campesina, cultivadora de maíz, yuca, ñame, ahuyama y tabaco, soy el número cuatro de los siete hermanos que conforman mi núcleo familiar. Cuentan mis padres y abuelos de la dura situación que vivieron cuando la violencia era generada entre los partidos políticos: rojo y azul que gobernaron el país por muchos años, ellos narraban que el gobierno de Mariano Ospina Pérez preparaba a la policía nacional con los “chulavitas”, agentes generadores de violencia cuya única finalidad era imponer el terror en todas las regiones del país, masacrando a la gente de una manera despiadada, unas de estas formas era cortándole la cabeza, sacando los ojos, arrancándole los testículos a los hombres; la escena más escalofriante y que aún recuerdo era que estos “chulavitas” tomaba a los niños en sus manos y los lanzaban hacia arriba y los dejaban caer en las puntas de las bayonetas, violaban, descuartizaban y picaban en pedacitos a los niños, quemaban vivos a los hombres mujeres y niños, esto lo hacían para no dejar semillas, fueron muchas familias desaparecidas por completo.


En medio de esta violencia mis padres se ubicaron en una región montañosa llamada vereda de Naranjal, pasada esta dantesca historia, durante mis primeros años estuve rodeado de los relatos de padres y abuelos sin recibir formación académica.


A la edad de 9 años empecé mis estudios, en las horas de la mañana recibía la enseñanza de mis profesores y en las horas de la tarde ayudaba a mi padre en labores del campo, era un niño soñador, fantaseaba con ser un abogado, para esa época se escuchaba una emisora de nombre Radio Nacional de Colombia donde trasmitía los discursos y defensas que hacia el abogado Jorge Eliecer Gaitán a personas detenidas, me gustaban sus discursos y su forma de pensar y de ver las necesidades del pueblo.


Para esa época mi padre era un colono que pagaba arriendo para cultivar la tierra, también lo vi que cultivaba a medias, o sea el poseedor de la tierra cedía el terreno para cultivar y mi padre tenía que darle la mitad de lo producido al dueño. Para los años ochenta llegaron un grupo de dirigentes campesinos que se identificaron como ANUC (Asociación Nacional de Usuarios Campesinos) inscribiendo a los campesinos arrendatarios y aparceros para hacerlos propietarios de la tierra, al igual los invitaban a organizarse en comités de personas sin tierra bajo el lema “la tierra es de quien la trabaja” con la fuerza campesina organizada fueron muchas fincas que se tomaron ,una que recuerdo “la gordana” de propiedad de Jorge Castilla, los campesinos llevaban un mes en el predio, una madrugada llego la policía rociando gasolina a los ranchos sin importar que dentro de estas viviendas había niños durmiendo, las casas fueron consumidas por el fuego en fracción de segundos, muchos campesinos fueron asesinados, al igual dirigentes campesinos; mi adolescencia estuvo llena de información de luchas por la tierra, arreglo de vías y créditos blandos para cultivar, fueron muchas las movilizaciones campesinas que hicimos para mejorar la calidad de vida del campesino y la lucha por la tierra.


Mariano Ospina Pérez preparaba a la policía nacional con los “chulavitas”, agentes generadores de violencia cuya única finalidad era imponer el terror en todas las regiones del país, masacrando a la gente de una manera despiadada, unas de estas formas era cortándole la cabeza, sacando los ojos, arrancándole los testículos a los hombres; la escena más escalofriante y que aún recuerdo era que estos “chulavitas” tomaba a los niños en sus manos y los lanzaban hacia arriba y los dejaban caer en las puntas de las bayonetas, violaban, descuartizaban y picaban en pedacitos a los niños, quemaban vivos a los hombres mujeres y niños, esto lo hacían para no dejar semillas, fueron muchas familias desaparecidas por completo.


Para el año 1986 se escuchaban voces que pregonaban la presencia de un grupo de hombres armados que lo llamaban los COMPAS, todos los habitantes hablaban de estas personas armadas y el grupo se identificó como MIR PATRIA.


Mi Paso por la Guerrilla

Ingresé a la guerrilla UCELN (Unión Camilista Ejercito de Liberación Nacional) siendo menor de edad para el año 1988 en la vereda de Naranjal, la primera charla que recibí de la guerrilla fue sobre la plataforma de lucha de la UCELN, la toma del poder para la clase popular, lo que más me intereso de este proyecto de lucha fue la propuesta la revolución agraria la cual contempla la eliminación del latifundio, minifundio y el monocultivo, distribución de la tierra a los campesinos, créditos blandos, mecanización y tecnificación de la agricultura, eliminación de los intermediarios, los especuladores y los acaparadores, asistencia médica y educación de los campesinos; así mismo manifestaban un gobierno democrático y popular que liberara al pueblo de la clase oligarca criolla.


Nos organizamos en grupos de milicia para enfrentar a un grupo armado que conformaron los ganaderos de la región llamados “pájaros”, eran los que asesinaban campesinos y dirigentes. Mi vida en la guerrilla inicio como miliciano, un grupo conformado por diez personas entre adultos y adolescentes, había un responsable militar y político de alias Servio y Eduardo, nos reuníamos cada 15 días, nos adoctrinaban en lo político y militar, nos hablaban como nació el ELN, fue conformado por jóvenes universitarios que viajaron a Cuba y conformaron la brigada pro liberación José Antonio Galán, esto en homenaje a la revolución comunera, asimismo nos explicaban la unidad guerrillera ente el ELN y MIR PATRIA ocurrida en junio de 1987, de igual manera explicaban la unidad que existían con las demás organizaciones guerrilleras: EPL, M19, QUINTIN LAME, PRT Y FARC. Una de las primeras tareas asignada era la orientación al campesinado para la huelga del 27 de octubre 1988, todos los campesinos y grupos de milicias participamos en la huelga y nos tomamos la ciudad de Sincelejo, esta huelga termino en enfrentamiento con la fuerza pública, dejo muchos campesinos detenidos y desaparecidos.


A final de 1989 se realizó el segundo congreso, llamado Poder Popular y Nuevo Gobierno, a principio de 1990 me integran a un colectivo de mandos de milicias llamado zonal uno (1) estaba conformado por dirigentes campesinos, el trabajo era desdoblar las conclusiones del segundo congreso en la base de guerrilla, orientar y organizar al campesino en la parte de convivencia y futuras marchas. En enero de 1991, me ascienden como responsable militar del zonal, para ese momento ya sabía el manejo de armas y adoctrinamiento militar y político, el accionar militar y político de la UCELN, avanzaba en gran escala. Una de esas acciones militares fue el Coveñazo donde la fuerzas especiales explotaron varias bombas y le quitaron fusiles al ejército que cuidaba la refinería. El aumento que había tenido la UCELN en los años ochenta y principios de los noventa se vio afectado por la ruptura que hubo en junio de 1991, el MIR PATRIA decide romper la unidad que habían firmado al finalizar los ochenta, y conforman un nuevo grupo guerrillero CORRIENTE DE RENOVACIÓN SOCIALISTA, la estructura de la UCELN más afectada por la división fue el frente guerrillero Jaime Bateman Cayón con centro de operación Montes de María, centro de Bolívar y Sucre al igual se ve afectado la operación vuelo de águila planeada para octubre de 1992.


Al inicio del año 1992 me ascienden como mando de una comisión guerrillera de nombre comisión Zenú centro de operación Montes de María los municipios de Ovejas, Chalán Coloso, Morroa, los Palmitos y la capital de Sucre :Sincelejo. Este ascenso en la guerrilla trajo la persecución y recompensa en mi contra, fueron muchos los operativos hechos por el Ejército, Policía, DAS y Fiscalía para capturarme o matarme, esto no fue impedimento para el avance del trabajo político organizativo en toda la región de Sucre, las amenazas de los lideres campesinos afiliados a ANUC aumentaron para los años noventa, se me viene a la mente un gran líder campesino Moisés Narváez fue asesinado el 7 de julio de 1992 en el centro de la capital de Sincelejo, el terror y el miedo se apoderaban de los dirigentes campesinos, el estado no les brindaba protección a sus vidas, muchos de ellos se incorporaron a la filas de guerrilla.


En el mes de enero de 1994 se convoca a la base guerrillera a una asamblea de frente para elegir nueva dirección del frente guerrillero y en este evento se destacaron mis cualidades como líder y me promueven a responsable político del frente guerrillero. Esto era un compromiso grande, se ponen en marcha el plan de trabajo que se plasmó en las conclusiones de la asamblea y uno de ellos era la generación de recursos económicos para financiar el avance de la guerrilla en el territorio, el servicio de inteligencia del frente guerrillero ya tenían varios ganaderos ubicados, se lleva a cabo la operación de retención económica y esta acción militar causa en mi orden de captura.



Vida en Prisión

El 27 de noviembre 1994 el Ejército Nacional me capturó en la vereda de Naranjal junto con otros guerrilleros. Fuimos torturados física y psicológicamente, nos asfixiaban con una bolsa en la cabeza, nos daban puntapiés y golpes por todo el cuerpo, nos apuntaban con sus armas, decían” los vamos a matar”.


En mi andar guerrillero conocí a una mujer. Ella estaba esperando un bebe, a raíz de mi situación jurídica mi compañera sentimental fue objeto de persecución y amenaza de muerte, el 13 de diciembre nace mi hijo en unas condiciones de seguridad alta, nos toco esconder al niño y a la madre en un lugar de la ciudad de Sincelejo por ochos meses. Mi caso jurídico paso a manos de la justicia sin rostro que me investigaba por secuestro, terrorismo, homicidio y rebelión. Duré 30 meses en prisión, la injusticia de la justicia me absuelve de los delitos de secuestro, homicidio y terrorismo y me dictan medida de aseguramiento por rebelión, yo acepto ser rebelde y me condenan a cincuenta y dos meses de prisión. Duré tres años y trece días privado de la libertad. Durante este tiempo, el INPEC me trasladó a varias cárceles de la costa. En estos tres años que estuve detenido la organización del ELN me alimentaba políticamente con documentos de estrategia y táctica de guerrilla, la orientación era prepararnos. Recuperé la libertad el 11 de diciembre 1997, el día 16 de diciembre del mimo año, fui contactado por un militante del ELN, me informa que según inteligencia de la guerrillera, la fuerza pública en alianza con bandas paramilitares me buscaba para asesinarme, esto me obligó a integrarme al ELN frente guerrillero Domingo Barrios centro de operación plan del Magdalena, para ese momento seguía visionando la plataforma de lucha de Ejército de Liberación Nacional.


Mi compañera vivía en el municipio de Pueblo Viejo, Magdalena. El 10 de noviembre de 1998 fuerzas paramilitares la asesinan y el niño que tenía cuatro años lo hieren en una de sus manos, mi hijo duro varios años con traumas, se despertaba a medianoche llorando, mi familia contrató los servicios de un psicólogo. Para esta década el avance de fuerzas paramilitares aliadas con el ejército causó miles de muertos y desaparecidos en toda la región Caribe y del país. Estuve en viarias estructuras guerrilleras del Frente de Guerra Norte, proyecto guerrillero Kalamari y frente urbano Caleth Gómez, padrón centro de operación ciudad de Barranquilla, llegando a ser responsable militar.


El 14 de agosto de 2002 fui detenido por la Policía Nacional acusándome de los delitos de secuestro. La Policía Nacional me traslada al comando de la policía de Sabanalarga, Atlántico, donde permanecí por 8 días, cuando me iban a dar la libertad llegó un comando del Gaula de la policía y me hace una nueva captura, me trasladan hasta la Segunda Brigada donde me torturaron física y psicológicamente, me daban puñetazos en la cara y cuerpo, me decían que me iba a matar, me hacían tiros de salva. Cuando la familia supo que estaba detenido en la Segunda Brigada, fueron a esa guarnición militar, y el mayor Jairo Sandoval y teniente Juan Chitiva me sacaron para que la prensa tomara fotos y las publicara en el diario Libertad y Heraldo de Barranquilla. Me entregan a la custodia del INPEC donde persiste la tortura psicológica , por orden de directores de cárcel ordenaban a los guardias que me despertaran a cualquier hora de la noche y me encendieran la luz. Enfrentar de nuevo esta dura realidad de la vida fue duro, afrontar todo tipo de personas peligrosas no fue fácil, para resistir esta dura situación, me propuse hacer ejercicios mentales, olvidar la vida exterior y concéntrame como llevar la vida en prisión. Fui haciendo conciencia que duraría muchos años en prisión, me propuse metas a corto y a largo plazo, un primer plan era hacer más amigos menos enemigos, dando pie para representar a los presos como defensor de los derechos humanos.


Aquí empieza otra historia de mi vida. Por defender los derechos de los presos y familiares genero varias persecuciones por parte del director y guardia, de una penitenciaria. Una situación que recuerdo es con la directora de la penitenciaria El Bosque de Barranquilla se alió con un extorsionista llamado Claudino Caicedo, alias Bomba, donde me acusaban ante la Fiscalía Gaula de planificar su secuestro. Esta acusación se cayó por el peso de la mentira y me absuelven. El 5 de mayo me trasladaron a la cárcel Tramacua de Valledupar, la situación de convivencia era dura, el conflicto entre bandas era bastante tensó, los presos de esta cárcel eran antiguerrilla y AUC. Al igual la situación de prestaciones servicios básicos como alimento, salud, agua y visitas familiares eran precarios. Esta fue una bandera de lucha que empezamos a trabajar con un grupo de compañeros de organizaciones de guerrillas como ELN, ERP, FARC y EPL y presos sociales que les gustaba la lucha por los derechos fundamentales de los presos y familiares, para que nos escucharan. Empezamos a denunciar la precaria situación en que vivíamos los presos, en esta penitenciaria estaba prohibido enviar todo tipo de documento de denuncia; para sacar estas denuncias la hacían los familiares que nos visitaban, las mujeres tenían que guardar estos documentos entre sus partes íntimas, esta campaña de denuncias obtuvo los primeros resultados con la llegada de comisión de la Procuraduría, Defensoría del Pueblo, Central Bogotá, Comisión del Congreso, representada por la senadora Piedad Córdoba. Los detenidos por rebelión teníamos asistencia de la Cruz Roja y un equipo jurídico que asistía a los presos políticos, llevaban documentos de estudio para sustentar las denuncias de violación a los derechos humanos en la cárcel Tramacua de Valledupar.


Fueron muchas batallas jurídicas que ganamos. En abril del 2008 el presidente Álvaro Uribe sancionó el decreto 1059 que beneficiaría a los guerrilleros privados de la libertad y podían desmovilizar individualmente en la cárcel. El Ministerio de Defensa Nacional delegó al Coronel Luna quien nos habló de los beneficios jurídicos y socioeconómicos para los guerrilleros que se acogieran al decreto, el mensaje para ese entonces era claro, nos decían que si nos sometíamos al decreto salíamos en libertad en menos de dos años. Después de varias reuniones el Coronel Lunas y exmilitantes del ELN, FRAC, EPL Y ERP tomamos la decisión de someternos al decreto 1059 de 2008 que reglamenta la ley 975 de 2005. Tomar esta decisión de someternos a la ley de desmovilización en prisión no fue fácil, pensábamos en el círculo social en el que dirán, pues cuando éramos activos en las filas de la guerrilla tratábamos de traidor a los guerrilleros que se desmovilizaban. Para mí fue duro al momento de hacer el trámite de sometimiento a justicia y paz el primer pensamiento fue en familia, esta fuerza se apoderó de todo mi ser y dije voy a reconstruir mi núcleo familiar


Fueron varias prisiones en las que estuve, me sometí a la ley de Justicia y Paz. Fue una lucha constante con la administración de justicia, empezando por la reclusión en cárceles especiales de Justicia y Paz, en los penales que estuve privado de la libertad bajo el reglamento de justicia transicional seguía la vulneración a derechos fundamentales. Durante los ocho años en Justicia y Paz estuve aislado de la familia, no podía recibir visita familiar por la lejanía y situación económica. Los beneficios que nos ofrecieron no se cumplieron ni uno, todo fue una mentira y engaño por parte del gobierno que aún sigue en mora de garantizar lo prometido en la ley de Justicia y Paz. Me encuentro en una encrucijada, no puedo acceder a un trabajo digno porque mis antecedentes judiciales aun no han sido aclarados.


Vida en Libertad

Después dieciséis años, tres meses y quince días estar privado de la libertad, el 30 de noviembre siendo las diez de la noche llega la orden de salida del penal. Para mí fue un día lleno de muchas emociones, deseos y sueños por cumplir, estando privado de la libertad conocí una mujer dotada de inteligencia en los números. Ella me ha enseñado muchas cosas importantes para mi desarrollo personal, puedo decir que es como una luz que me guía por el sendero del camino del presente y futuro. Hemos hecho muchos planes entre estos darle muchos abrazos, ir donde mi familia, abrazar a mis padres y hermanos, al igual cumplir con mi proyecto de vida seguir estudiando. Hasta ahora todos los proyectos que tenía ya los he cumplido. Hace un mes termine un Tecnólogo en Producción Agrícola con el SENA, he disfrutado a mi familia como lo tenía planeado y puedo decir que he reconstruido mi núcleo familiar en un 90%, con muchas expectativas una vez recobre los derechos civiles y políticos, y pueda aspirar a la política, quiero ser concejal y alcalde de un viejo pueblo en la costa. Ante los estrados judiciales he manifestado que he renunciado a la combinación de lucha política con armas y ahora sigo luchando por la vía política ayudando al pueblo a que sepan reclamar los derechos que tienen como gente.


Estar encerrado en cuatro paredes es un sitio idóneo para llegar a conocerse uno mismo, para investigar cómo funciona la mente y sentimientos.


Atentamente.

ALGUFA

53 visualizaciones0 comentarios

Comentarios


Lágrimas de Shabat. "Crómicas" de Shabat
Field of Fire: Fifty Years in Middle East Studies (Part II)
What follows?
Mascotas II. En la Guerra
Zikaron i Independensia
Cantar de los Cantares a la Dulcinea tropical
Sovre La Fiesta de las Madres (2)
Sovre La Fiesta de las Madres (1)
¿Hay desproporción en la guerra en Medio Oriente?
Field of Fire: Fifty Years in Middle East Studies (I)
El judío errante
La ruptura con Israel:  ¿una cuestión personal? Una decisión que rezuma ideología y dogmatismo
comente

Comentarios

Últimas publicaciones