Mekubal...¡Dale!




Por Rafael Talmi


Amables lectores:


En mis últimos 20 años, y entre muchas otras bendiciones, hay dos que me han hecho muy feliz. Una, es haberme hecho judío, y otra, ser estudiante de Kabaláh, conocer cada vez más la Toráh a través del Estudio de los Secretos del Cielo y las Meditaciones Kabalísticas.


Por allá a finales de 2015, observaba que luego de años de existencia de nuestras Comunidades Judías Emergentes, no elevamos nuestros niveles de conciencia, y seguíamos con un corazón duro. La virtud no apareció por ningún lado y solo se veía el urgente interés de hacer aliyáh a Israel. Sabía también que, si seguíamos haciendo lo mismo, no obtendríamos resultados diferentes. Y es triste decirlo, pero hoy seguimos igual.


Es preferible que dentro de las mismas sinagogas se diseñen y ejecuten programas de estudio de la kabaláh, y no por fuera, en donde, si bien es cierto hay muy buena información, también hay mucha basura.

Soy ciudadano colombo-israelí, sionista, amo tiernamente a mi patria Israel y muy pronto regresaré a vivir allá. Pero nos hemos equivocado al creer que Tierra Santa es nuestro país en oriente medio. Tierra Santa es en realidad el Mundo Espiritual, Olam Atzilut al que accedemos a través del Estudio de la Kabaláh, de la Tefiláh con Kavanáh, las Meditaciones de Nombres de D-os y yijudím. Y puedo asegurar que al buscar al Creador en Olam Atzilut, EL te llevará en Aliyáh a vivir en el actual Estado de Israel como es tu anhelo.


Todos los años, en los rezos de Rosh Hashaná y Yom Kipur, leemos en el Kadish Titkabal, en la parte de Teanú veteateru berajamin min hashamaim - Se les responderá y aceptará con misericordia desde el Cielo … “ … El Eterno, nuestro D-os, abrirá para nosotros y para todos nuestros hermanos de Israel en todo lugar que estén, las puertas de la luz, las puertas del conocimiento, las puertas de la Sabiduría, las puertas de los Secretos de la Toráh. Viene y sigue un largo listado de puertas de bendición abiertas.


La tecnología en las comunicaciones cambió nuestra vida en este siglo. Hoy puedes ver en las redes, muchos videos sobre Kabaláh, hay varios expositores en español, y entre tanta variedad, y siguiendo la instrucción del Pirké Avot, puedes hacerte de un Maestro, y escogerlo por su lealtad con la Toráh y el Zohar. Podemos decir que, por las redes de internet y en muchos libros disponibles en el mercado, las Puertas de los Secretos del Cielo se abrieron, la información está disponible para todo el mundo, tiene acceso quien quiera, y hoy día, esa sabiduría se está expandiendo. Luego aprende de tu Maestro, ponlo en práctica en tu vida y enseña a los tuyos.

Muchos miembros de las Comunidades ven y estudian ´en secreto´ esas clases en videos, para no ser estigmatizados ni burlados por ello.


En nuestras sinagogas no falta quien te diga que está prohibido estudiar kabaláh. Te darán miles de argumentos: que tienes que tener 40 años, que primero estudies todo el Talmud para que tengas con que comparar, que es peligroso meditar Nombres de D-os, que mucho cuidado. En fín... Definitivamente, muchos líderes religiosos no lo aceptan. Pero, dime, para ayudar al ciego a pasar la calle, ¿primero debes estudiarte el Talmud?


Ser judíos nos hace herederos de la Sabiduría de la Toráh. Y llevamos siglos recibiendo la respuesta de que se nos abrieron las puertas de esos Secretos. Entonces, ¿porque no están abiertas? ¿porque no se enseña libremente la Kabaláh en nuestras sinagogas?


Es preferible que dentro de las mismas sinagogas se diseñen y ejecuten programas de estudio de la kabaláh, y no por fuera, en donde, si bien es cierto hay muy buena información, también hay mucha basura.


El Zohar es el Alma de la Toráh, y quienes estudian y aplican en su vida la Kabaláh, marcan una diferencia, elevan sus niveles de conciencia, y logran un corazón tierno. El estudio de los Secretos del Cielo no solamente impacta el alma y el ADN del estudiante de Kabalá, sino que son una verdadera y poderosa estación de energía que jala y reparte al mundo Bendiciones del Cielo.


Hay una condición para que el Creador reine en la tierra, y es la Clemencia al estado puro, es que el Pueblo de Israel este unido. Hoy nos separamos por todo. Y ¿cual es el pegamento del Cielo para unir al Pueblo? El pegamento es la Kabalah, es el estudio de los Secretos del Cielo, las Meditaciones Kabalisticas de Nombres de D-os y Yijudim.


La Meditación Kabalística no es ´una forma´ de aplicar, estudiar o vivir la Kabaláh. El Tanaj está plagado de referencias que te animan a meditar Nombres de D-os y Yijudím. No hay herramienta más poderosa que la Meditación Kabalística, y ser Kabalista implica que medites. Y aquel quien Medita, vive en Tierra Santa.


Anímate a definir una Vida con Propósito, donde tengas metas para tu Crecimiento Espiritual. Y porque no, pon tus metas bien altas, en donde en los quehaceres de tu vida diaria, transites el camino de elevar tu Conciencia a nivel de los más grandes tzadikim de la historia de nuestro Pueblo. El logro está al alcance de tu mano; lo tienes si estudias la Kabaláh.


No te estoy diciendo que elimines o cambies los estudios del Midrash de la porción semanal de la Toráh, de la Halajá, el Talmud, tefiláh, shabat, festividades, que normalmente vivimos en nuestra vida comunitaria y te dediques sólo a la Kabaláh. Quiero decirte es que también incluyas en tus estudios la Kabaláh. Se un Mekubal. Ten presente que estudiar los Secretos del Zohar es la Toráh misma en otro nivel de comprensión.


Ya sé que con mi artículo corro el riesgo de recibir una fuerte lluvia de rayos y centellas. ¿Qué te puedo decir? Si miras bien, hay también la opinión de eruditos, que te podrán decir que primero estudies el sentido de las mitzvot que te explica la Kabaláh, y luego sí pases a estudiar el cómo aplicarlo, la forma de hacerlo con la Halajá. Recuerda que las almas de los erev rab vienen reencarnando dentro del pueblo judío desde hace 3300 años y son los enemigos acérrimos que impiden el Estudio de la Kabaláh y de los Secretos del Cielo.


Mekubal ... ¡dale, echa pa´lante!


Te invito a que te conviertas en un Kabalista, en un gran Mekubal, tienes el potencial para serlo.


Los invito a todos a desarrollar programas de estudio de Kabaláh en sus sinagogas, en sus casas, en sus grupos de estudio. Colombia, el Estado de Israel y el Pueblo Judío necesitan mucha Luz para contener los muy grandes nubarrones de negatividad que nos amenazan. Y el mundo requiere que los judíos hagamos la tarea de traer bendiciones para nuestro Pueblo y esparcirlas a toda la humanidad. El mundo necesita con urgencia que todos los judíos seamos Kabalistas.

Mi humilde opinión sobre la Ley Nacional en Israel
De las cenizas brotan rosas
Rompiendo el cemento de la injusticia social
¡Adio 2020!
Mohamed Amin al-Huseini, Gran Mufti de Jerusalem y aliado de Hitler
Abracadabra o la Creación a través de la Palabra. Con el rabino Moshé Yerushalmi
Entrevista con el Embajador de Israel en Colombia Christian Cantor
“Guerra y Paz” en Oriente Medio
Cuatro navidades sin los apremios de la guerra
La masacre de Deir Yassin (1948). Un análisis diferente, con el Dr. Livio Rosenberg
In Memoriam - Laura Weinstein
Israel y la Diáspora judía. Una visión de enero de 2019

Artículos por categoría

Artículos por fecha

 

Comentarios

Últimas publicaciones

Radanita (en hebreo, Radhani, רדהני) es el nombre dado a los viajeros y mercaderes judíos que dominaron el comercio entre cristianos y musulmanes entre los siglos VII al XI. La red comercial cubría la mayor parte de Europa, África del Norte, Cercano Oriente, Asia Central, parte de la India y de China. Trascendiendo en el tiempo y el espacio, los radanitas sirvieron de puente cultural entre mundos en conflicto donde pudieron moverse con facilidad, pero fueron criticados por muchos.

Todos los derechos reservados @valijadeapocrifos.com