El Proyecto Galilei y Avi Loeb

Por David A. Rosenthal




“La ausencia de evidencia no es una evidencia de la ausencia”. - Carl Sanan

¿No estamos solos? Seguro que no. La posibilidad de que exista vida inteligente fuera del planeta tierra, es una realidad. Y, el Proyecto Galileo, en honor al genio italiano Galileo Galilei «padre de la astronomía moderna», que fue de forma injusta sentenciado por la pérfida Inquisición romana, es dirigido por el profesor israelí Abraham “Avi” Loeb. Nació en el moshav Beit Hanan, criándose en medio de un mundo agrícola, y ahora es profesor de ciencias de la catedra Frank B. Baird Jr., de la prestigiosa universidad de Harvard. Es judío, mantiene la tradición, pero no es practicante.


El Proyecto Galilei tiene un histórico fin, y es la búsqueda científica sistemática de evidencias de artefactos tecnológicos extraterrestres. Se busca hallar y estudiar si una o unas civilizaciones fuera de la tierra poseen naves y tecnología para realizar viajes interestelares.


Este ambicioso proyecto, nació a raíz de un suceso en específico que aconteció en 2017, cuando un misterioso objeto se posó en nuestro Sistema Solar y captó de inmediato la atención de los científicos. “Oumuamua” es explorador en hawaiano y fue avistado por astrónomos de Hawái. Para Loeb, Oumuamua, no es un cometa ni un asteroide, como dijeron otros científicos, sino que es parte de un “equipo tecnológico avanzado”.


Oumuamua es el primer y único objeto interestelar del que se ha tenido constancia hasta ahora, y para el profesor Loeb es la primera evidencia de vida extraterrestre inteligente, y en su libro “Extraterrestre” sostiene está hipótesis. De hecho, el profesor Loeb tuvo la gentileza de enviarme este su último libro, y espero leerlo con ansiedad.


El profesor Loeb ha sido el presidente más antiguo del Departamento de Astronomía de Harvard y en 2020 Loeb fue seleccionado entre los 14 israelíes más inspiradores de la última década. Es un físico teórico, astrofísico y cosmólogo, bastante controvertido en el mundo académico, pues va muy por delante de sus colegas, al estar seguro de la existencia de vida, cultura y tecnología alienígena. Se doctoró en Física por la Universidad Hebrea de Jerusalén, con tan solo 24 años y al igual que Galileo, de seguro revolucionara la astronomía y la física.


Agujeros negros, galaxias primitivas, vida extraterrestre y el futuro del Universo, son algunos de los temas que apasionan al Dr. Loeb. Asimismo, insiste en que hay culturas más inteligentes y superiores que la nuestra afuera del planeta tierra. Esto ha provocado críticas y rechazo por parte de algunos de sus colegas, pero, el Dr. Loeb se mantiene firme con su creencia y al igual que el genio italiano del Renacimiento, ha sido fuertemente atacado por sectores inquisidores de la ciencia.


Para el profesor Loeb “Sería arrogante creer que somos únicos en el universo”. Llegará un día que la humanidad comprenda y conozca a esas Civilizaciones Tecnológicas Extraterrestres (en inglés ETCs) y como dice el Dr. Loeb “Hay que atreverse a mirar a través de nuevos telescopios”, antes que sea demasiado tarde.


En guerra de los mundos, H. G. Wells «padre de la ciencia ficción», relata que: “Es posible que la invasión extraterrestre resulte, al fin, beneficiosa para nosotros; por lo menos, nos ha robado aquella serena confianza en el futuro, que es la más segura fuente de decadencia”.